20140715-213818-77898609.jpg

 

Hola a todas mis jugositas!!

Meditar es una de las prácticas que más me ha ayudado en mi vida. Mi mente se siente enfocada, tranquila y centrada. Siento que la vida pasa más despacio, me da tiempo de hacer todo, de pensar tranquilamente. Me siento feliz cuando medito…

Exacto! Cuando medito!

Últimamente me ha costado mucho trabajo hacer mi rutina diaria saludable. Antes me despertaba temprano, tomaba mi vaso de agua de limón o una infusión herbal, me sentaba a leer y meditaba, desde 15 minutos, hasta media hora.

Hoy en día? Nada, cero, niente.

Afortunadamente ahora tengo una rutina mucho más movida, con más responsabilidad y más trabajo. Así que en la mañana lo único que se me antoja es acurrucarme en la cama con Pepe y disfrutar del amanecer. Y luego? Empezar mi día aprisa, para alcanzar a hacer todos mis pendientes.

Pero empiezo a sentir los estragos en mi vida. Y más ahora que estoy trabajando super fuerte en mi próximo proyecto (mas de esto próximamente) y estoy sintiendo más estrés, nervios y pequeños indicios de un ataque de pánico debido a las “ñañaras” (nervios).

Así que me receté lo que les recomiendo a mis clientes cuando no pueden/quieren meditar:

Dibujar Mandalas.

Los mandalas son dibujos geométricos, generalmente en forma circular utilizados en el hinduismo y/o budismo como representaciones del centro del universo. Ellos creen que estos dibujos tienen un poder energético muy profundo y crearlos ayuda a sanar, entre otras cosas.

Independientemente de la creencia de estas religiones o filosofías. La realidad es que los mandalas ayudan a la mente a relajarse y a equilibrar los dos hemisferios cerebrales, lo cual ayuda a conectar fácilmente con la intuición y con ese centro de sabiduría que todos tenemos dentro. Pero sobre todo, es una forma de meditación que tranquiliza la mente y te hace sentir centrada, enfocada y te da un respiro de tu ajetreada vida.

Según la autora Claudette Jaques, nos recomienda que al colorear un mandala sigamos estos pasos:

  • Utiliza de 5 a 7 colores diferentes.
  • Comienza siempre por el centro del mandala.
  • En las formas más cercanas al centro, utiliza todos los colores que usarás en tu mandala.
  • Relájate y déjate llevar por tu intuición.
  • Concéntrate en ti y en analizar cómo te sientes antes y después de hacer tu mandala.

Cuando se trata de relajarse y usar la imaginación. No hay reglas. Sobre todo para personas como yo, perfeccionistas y que se dejan llevar (arrollar, ejem!) por las reglas. Cuando se trata de creatividad e intuición, hay que dejarse llevar y ser flexible. Así saca uno más provecho.

Cómo pueden encontrar mandalas para dibujar? Venden libros en cualquier librería. Aquí en México en Gandhi, El sótano, etc. O en Hiperlumen. Si no quieren gastar pueden buscar en internet e imprimirlas.

Imagínate esto, tu, sola en un espacio tranquilo. Música suave en tu ipod/computadora/radio. Una vela aromática relajante, o un incienso que huela delicioso. La mesa llena de colores vibrantes…

Vaya forma de meditar más deliciosa verdad?

Estás lista para dibujar mandalas? Me encantaría ver los resultados de tus dibujos y saber cómo te sentiste.

Que tengas una noche muy jugosita!

4 comments on “No puedo meditar”

  1. Me encanto la idea de meditar de esta forma, yo estoy en las mismas, me falta tiempo para meditar, pero en la ofi a veces me queda tiempito que puedo usar de esta manera.. saludos!!

  2. Meditar es una forma de relajación para poder evadirte de los problemas y de la cruda realidad para dejar volar tu imaginación y mantenerte por unos minutos dedicándote tiempo a ti mismo para poder alcanzar la felicidad. Me encanta tu manera tan original e innovadora de meditar. Gracias por la información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *