Después de leer este post, habrás aprendido sobre las maravillosas propiedades que tienen las algas y cómo pueden ayudarte a llevar una vida más saludable.

Empecemos por el principio. ¿Qué son exactamente las algas?

Las algas son “plantas” que nacen, crecen y viven en el océano (aunque a algunas les gusta salir a la superficie). Son como la hierba que crece en el mar y debido a esto, logran absorber todos los minerales que abundan en el océano.

Son uno de los alimentos con mayor cantidad de nutrientes que existen en el mundo. Tienen un alto contenido de minerales y también varias vitaminas los cuales te ayudan a fortalecer tu salud, embellecer tu piel, pelo, uñas y a sentirte aterrizado en ti mismo.

Es uno de los factores por los que los japoneses tienen tan buena salud, bonita piel y viven sanos tantos años. Y no sólo en japón, la mayoría de los países orientales tienen algas en sus dietas diarias, es como para los mexicanos las tortillas, ji ji ji.

Algunas algas en específico tales como Arame, Kombu e Hijiki contienen ácido alginico el cual ayuda a eliminar metales pesados de tu cuerpo.

¿Por qué las algas son tan increíbles?

  1. Pueden ayudarte a eliminar del 50 al 80% de los metales pesados en tu cuerpo.
  2. Ayudan a embellecer tu piel, pelo y uñas.
  3. Ayuda a tonificar la tiroides. Ideal para personas con problemas de este tipo.
  4. Ayudan a reducir el colesterol.
  5. Mejoran la digestión.
  6. Fortalecen los huesos y dientes.
  7. Y tienen propiedades antibióticas.

Las algas más comunes:

  • NORI: Delgadita como papel, se usa comúnmente para envolver el sushi o en hojuelas para condimentar alimentos.
  • WAKAME: Tienen un sabor un poco mas dulce. Cuando la hidratas, se expande mucho, así que es recomendable cortarla un poco. Combina bien con vegetales como zanahoria, legumbres, etc.
  • HIJIKI: Una de mis favoritas. Viene en pedazos chiquititos y es muy fácil de añadir a cualquier cosa. Su sabor no es tan concentrado debido al tamaño. A mi me encanta añadirla a mis ensaladas o a mi sopa miso.
  • DULSE: Tiene mucho sabor. Queda bien asarla junto con semillas.
  • KOMBU: Con un sabor un poco más sutil y chiclosa. Cuando se agrega a legumbres en cocción, ayuda a que sean mucho mas digeribles. Muy buena para añadir a caldos y sopas.

La mayoría de las algas vienen deshidratadas, para hidratarlas sólo tienes que remojarlas en agua unos minutos y enjuagarlas bien después de esto.

Si eres nuevo en materia de algas, te sugiero que comiences a introducirlas a tu dieta, poco a poco. Empieza visitando restaurantes japoneses y pide sushi, conos o sopa miso. O compra Nori en cualquier super mercado en el área de comida oriental y rellenalo con algún guiso de verduras que te haya quedado del día anterior.

Las algas tienen un sabor fuerte, a mar y pueden ser demasiado impactantes la primera vez que las comes, así que si compras, comienza a agregarlas poco a poco a tus platillos y en pequeñas cantidades.

Otras dos algas muy importantes son la Spirulina y la Chlorella, pero estas guapuras, necesitan un post para ellas solitas.

¿Dónde puedes comprar algas?

Normalmente en las tiendas donde venden productos para restaurantes orientales puedes encontrarlas, pregunta a tu restaurante de sushis dónde las consiguen ellos.

En el D.F. encuentras una gran variedad en el Super Oriental Kise

En León Gto, Irapuato y en Guadalajara en el Super Toyo

En el D.F., Guadalajara y Monterrey Kokeshi Market

Si vives en otra parte del mundo, puedes ordenarlas por www.iherb.com y te las envían a tu casa.

Otra idea es que las pidas por amazon a tu casa o a alguien que vaya de visita a E.U. se las mandas a su hotel.

PLUS: Aquí tienes mi receta de ensalada de kale con Alga Hijiki, absolutamente deliciosa!

¿Has probado las algas antes? ¿Que te parecieron? ¿Conoces alguna buena receta? No te olvides darle like si te gustó este post y compartirlo con tus amigos.

¡Que tengas un día muy jugosito!

 

FUENTES:

Food as Medicine por Dharma Singh Khalsa, M.D.

Integrative Nutrition por Joshua Rosenthal

Foto rollitos Nori

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *