Continuamente escuchamos que es mejor el arroz integral porque “es más nutritivo” pero generalmente no sabemos más allá del asunto, sólo que lo integral siempre será mejor.

Pues hoy aprenderás el por qué de esto.

El arroz integral es el arroz natural, tal cual se da de la planta, sólo se le ha quitado la cáscara exterior –no comestible- y ya. Mantiene todas sus partes, el gérmen  y el salvado que contienen una gran cantidad de fibra y nutrientes.

El arroz blanco es el arroz integral después de haber sido sometido a diversos tratamientos y pulidos hechos generalmente a base de talco o glucosa, que le quitan el gérmen y el salvado, dejándolo desprovisto de toda esa gran cantidad de nutrientes, vitaminas y fibra. La ventaja es que se vuelve mucho más fácil de cocinar  (bueno, tampoco tanto, sólo le disminuyes unos cuantos minutos al tiempo de cocción) y es más fácil de masticar, también el sabor es más ligero.

Y como ya lo dejaron “pelón” entonces le agregan cosas y lo fortifican artificialmente. Es como si quisieras vivir de comer pastillas de vitaminas, nunca te darán los nutrientes que te da naturalmente la planta de origen.

El arroz integral tiene el doble e incluso el triple de nutrientes que tiene el arroz blanco. Y lo mejor, contiene ácido fólico en grandes cantidades, necesario para que las mujeres que planean tener bebés eviten problemas cerebrales o de la médula espinal en sus hijos, además , también ayuda a evitar en las personas problemas del corazón y se cree que también ayuda a prevenir el cáncer de seno y de cólon, además de enfermedades de la vejez.  El arroz integral no contiene casi nada de ácido fólico.

Hacer el cambio de arroz blanco a arroz integral no es fácil porque estamos muy acostumbrados a comer el blanco y el integral tiene un sabor más fuerte y perfumado, además es más difícil de masticar debido a toda esa fibra real que contiene.

Si te interesa hacer el cambio, comienza combinando primero los dos arroces y poco a poco ve disminuyendo la cantidad del blanco. Cuando te acostumbres al integral, no querrás volver al blanco.

El arroz integral puede ser guisado igual que el blanco, puedes hacer arroz verde, blanco, rojo, con curry, con verduras, frito, etc. Incluso puedes cocerlo sólo con agua y comértelo igual que la avena por las mañanas. Yuuummmy, con canelita, nueces, piñones, ciruelas, etc.

Es un cambio super pequeño, pero tu cuerpo y tu salud te lo van a agradecer muchísimo.

Recuerda masticar MUY bien tus granos, esto ayudará notablemente a tu digestión y absorción de nutrientes.

¡Bienvenido al mundo de la salud!

¿Necesitas ideas para preparar el arroz integral? Inspírate aquí.

¿Has probado el arroz integral? ¿Cómo lo preparas?

Si te gustó este artículo, acuérdate de compartirlo con tus amigos. Ayúdales a ser más sanos =)

Fuentes:

Infoagro.com

Livestrong.com

Harvard Health Publications

Imagen de Aquí

6 comments on “Arroz Integral vs. Arroz Blanco, ¿Cuál es mejor?”

  1. Es delicioso, peroooo es un lio atinarle a la cocción y eso q tengo olla de presión.
    La primera vez me salio re lindo, la segunda tambien, la tercena no tanto y la cuarta pfff jamas se coció. Y me dijeron que era porque el grano dura mucho tiempo en los almacenes antes de q lo vendan. compré el de marca SOS porque no usan transgenicos.
    Ahi lo tengo en el refri (el empaque decia q habia q refrigerarlo), no se si eso influya para mal o q ondas. Si tienes algun consejito sera muuuy bienvenido n_n

    • Puedes ponerlo a remojar la noche antes de que lo vayas a hacer. O mínimo dos horas antes.
      Yo tampoco tengo olla de presión, lo hago en una olla normal o a veces hasta en un wok.
      Algo que siempre hago es tener una ollita con agua hirviendo al lado, así, cuando se le acaba el agua al arroz y no se ha cocido, le sigo echando agua y no impido el proceso de cocción.
      Espero que estos consejitos te ayuden un poco.
      Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *