Calabacitas Rellenas

Las calabacitas son unas verduras que además de ricas, están empacadas de nutrientes increíbles como ácido fólico, que es buenísimo porque puede evitar problemas del corazón y cáncer de colon y seno.

También contienen potasio, que puede ayudar a bajar la presión sanguínea y a que tus músculos sean fuertes y se contraigan correctamente, incluido el corazón. Y por último y no menos importante, también contienen betacaroteno que puede ayudar a reducir el riesgo de contraer cáncer.

Y hablando de “luchadores” los hongos son los protagonistas en la guerra contra el cáncer. Existen estudios recientes que demuestran que los hongos pueden evitar el desarrollo y crecimiento del cáncer, sobre todo el de pecho, ¿increíble no? Así que ya tenemos a las calabacitas y a los hongos haciendo este trabajo tan importante.

Para darle un toque super especial y diferente a nuestro platillo, añadimos Quinoa, un cereal de Sudamérica que está cobrando muchísimo auge hoy en día. Su fama se la debe a la gran cantidad de nutrientes que posee. Contiene básicamente todos los aminoácidos que tu sexy cuerpo necesita, además de ser una gran fuente de proteínas, un sustituto perfecto de la carne, más sana, con menos grasa y sin antibióticos, ni hormonas.

Por último, tenemos las espinacas que contienen calcio en buenas cantidades, ideal para mantener tus huesos fuertes y hermosos. ¡Ah! Y que no se nos olvide la cúrcuma, líder inigualable en materia de desinflamación. Trabaja muy duro para darle un color muy apetecible a tus platillos y a mantener la inflamación a raya, causante de muchas enfermedades, entre ellas, el cáncer.

Ya se me andaba olvidando la salsa de tomate, bueno, por si todavía no lo sabías, los jitomates tienen licopeno, una substancia que cuando se licúa o se calienta, activa sus propiedades anticancerígenas y pueden reducir el riesgo de sufrir una apoplejía y cáncer también ¡yujuuu!.

Así que como puedes ver, no es sólo una receta nutritiva y deliciosa, sino que también es una guerrera contra las enfermedades.

¡Ñom, ñom! A disfrutar.

CALABACITAS RELLENAS, LAS PRINCESAS GUERRERAS.

INGREDIENTES

  • 4 ó 5 calabacitas (zucchini) de preferencia orgánicas.
  • 1 Taza de Hongos (champiñones, cremini, portobello)
  • 1 Manojo de Espinacas
  • ½ Taza de Quinoa cocida
  • ¼ Cebolla picada
  • ½ Ajo pijado
  • 1 ramita de perejil picado
  • ½ Cdta. Cúrcuma
  • 250 grs Salsa de tomate para spaghetti. Mejor si la haces tú o si es orgánica.
  • Aceite de Aguacate, coco u oliva (oliva usar sólo con fuego muy bajo)
  • Sal y Pimienta al gusto

PREPARACIÓN:

  1. Precalienta el horno 250°C
  2. Partir las calabacitas por la mitad y con una cucharita quitarles el centro o relleno con mucho cuidado.
  3. Separar la mitad del relleno y descartar la otra mitad.
  4. Poner el aceite en un sartén de acero inoxidable y calentar un poco a fuego bajo.
  5. Sofreír la cebolla hasta que se ponga transparente.
  6. Agregar el ajo hasta que cambie de color.
  7. Agregar los hongos y guisar hasta que empiecen a ablandar.
  8. Incorporar el relleno de las calabacitas.
  9. Espolvorear la cúrcuma y mover hasta que se integre.
  10. Agregar las espinacas y apagar el fuego.
  11. Poner todo en un recipiente hondo y revolver junto con la Quinoa y el perejil.
  12. Sazonar al gusto con sal y pimienta.
  13. En un refractario apto para horno poner una “cama” de la salsa de tomate.
  14. Rellenar las calabacitas con el guiso y ponerlas en el refractario, sobre la cama de tomate.
  15. Tapar con papel aluminio.
  16. Meter al horno hasta que la salsa comience a burbujear o las calabacitas estén blandas.

DEGUSTACIÓN:

  1. Siéntate en la mesa, sin distracciones (t.v., smartphone, tableta.)
  2. Mejor si puedes estar con compañía agradable.
  3. Respira profundamente, relájate.
  4. Observa tus calabacitas, fíjate la combinación de colores, la textura suave de los hongos, la forma graciosa de la Quinoa.
  5. Percibe el aroma de la cúrcuma y los hongos.
  6. Mastica cada bocado tranquilamente, disfruta de la combinación de sabores.
  7. No lo tragues hasta que esté bien molidito. Tu estómago no tiene dientes.
  8. Disfruta, yum! Yum

OBSERVACIONES:

  • Puedes agregar algún tipo de chile, como serrano, jalapeño o de árbol. Únicamente agrégalo al sartén después de los hongos y sofríelo bien.
  • Si no encuentras cúrcuma, puedes saltarte este paso.
  • Puedes agregarle queso rallado para que se funda sobre las calabacitas.
  • Si no consigues Quinoa, puedes sustituirla por garbanzos o mijo.

¿Te gustó esta receta? Compártela con tus amigos de facebook.

Harvard Health Publications

Livestrong

Helium

Natural News

Dieta Anticáncer por Dr. David Servan-Scheiber.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *