Una mujer muy creyente había sobrevivido a un naufragio y estaba sola en una pequeña isla. Todos los días rezaba con fervor pidiéndole ayuda a Dios y observaba el horizonte con fe y esperanza.

Mientras tanto, decidió construir una cabaña para guarecerse de las lluvias. Pero un día, cuando regresó de una recorrida por la isla en busca de comida, la encontró en llamas.

Enfurecida y desesperada, le reprochó duramente a Dios por causarle otra desgracia y no ayudarla a salir adelante. Después, agotada, se quedó dormida.

Al amanecer, el sonido de un barco que se acercaba a la isla la despertó.

Cuando estuvo a bordo, les preguntó a sus salvadores:

-¿Cómo me encontraron?

-Vimos las señales de humo que hiciste- le respondieron sorprendidos.

La próxima vez que tu cabaña se incendie, no desesperes. Tal vez sea la señal de humo que Dios envió para ti.

-Autor desconocido.

¡Que tengas un día extra jugoso! Ten fé y vive en el momento presente.

¡Te gustó este post? Compártelo con tus amigos.

Foto de aquí

2 comments on “Voy a tener fé”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *