La receta del día de hoy es de lo más fácil del mundo mundial. Realmente la puedes hacer en cinco minutos y además de muy rico, te estarás nutriendo más de lo normal, ya que es un platillo “crudi-vegano” o sea, que es crudo y además no contiene lácteos ni carne.

Este tipo de platillos es muy buscado por los “nutritarianos” o las personas que buscan un tipo de alimentación que sea únicamente saludable y muy rica. Como yo y espero que algún día tú te unas también al club.

Además, este platillo lo puedes hacer con lo que tengas a la mano en el refri, algunas sobras de un guiso anterior o ensalada. Te dará mucha energía, los germinados y el arroz integral te haran sentir satisfecho y además te ayudarán a regular los famosos picos de azúcar, que tanto daño nos hacen y nos causan muchos antojos de carbohidratos simples. (harinas refinadas, azúcar)

INGREDIENTES:

  • 2 Hojas de Acelgas frescas, lavadas y desinfectadas.
  • 3 Cdas. de arroz integral preparado a la mexicana (con jitomate)
  • 3 Cdas. de germinado
  • Kimchi (aquí la receta) o cualquier salsa de tu preferencia, puede ser Hummus, jocoque, salsa de chile, aderezo, etc.

PROCEDIMIENTO:

  • Extender la hoja de acelga y con un cuchillo filoso o un pelador de papas, “rasurar” el tallo de la acelga para quitarle el grosor y que quede plana.
  • Poner capas de los ingredientes en forma extendida a lo largo de la hoja.
  • Doblar el burrito en 4. Hazlo apretando un poco el relleno, primero las orillas más cortas, luego las largas y enrollar a lo largo.
  • Cortar el burrito por la mitad y servir.
Extender la hoja, cortarle el rabito y rasurarlo. Poner el relleno en capas.

Degustación:

  1. Siéntate en la mesa, sin distracciones (t.v., smartphone, tableta.)
  2. Mejor si puedes estar con compañía agradable.
  3. Respira profundamente, relájate.
  4. Observa tu platillo, fíjate la combinación de colores, la textura crujiente del de las acelgas y las verduras.
  5. Percibe el aroma fuerte del kimchi que grita salud y bienestar.
  6. Mastica cada bocado tranquilamente, disfruta de la combinación de sabores.
  7. No lo tragues hasta que esté bien molidito. Tu estómago no tiene dientes.
  8. Disfruta, yum! Yum

Observaciones:

Experimenta con diferentes hojas verdes, como lechuga, espinaca, col, etc.

También puedes usar diferentes verduras para rellenar, como palitos en juliana de zanahorias, calabacitas, champiñones, chiles, pimientos, etc.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *