Ya es hora de que tomes responsabilidad de todo lo que compras, de que hagas consciencia de lo mucho que te puede afectar a tí y a tus seres queridos el contenido de las cosas que adquieres.

Leer la lista de ingredientes o componentes de las cosas, es una tarea que tienes que empezar a practicar LO ANTES POSIBLE, esto te puede ayudar a ahorrarte muchos problemas, enfermedades a mediano y largo plazo y a llevar una vida mucho más sana.

La próxima vez que vayas al supermercado, a la tiendita de la esquina o a cualquier lugar sigue estos consejos:

  • LEE SIEMPRE LAS LISTA DE INGREDIENTES: La lista de ingredientes comienza siempre por el mayor contenido. Entonces, los dos, tres ingredientes que se encuentran al principio en la lista, son los que se encuentran en mayor abundancia en tu producto. Así que si en la lista azúcar es el número dos, quiere decir que tiene un contenido altísimo de la misma, ¡mucho ojo! No querrás estar consumiendo azúcar en exceso, ¿verdad?
  • GLUTA…¿Qué?: Si no puedes pronunciarlo, mejor mantente alejado de ese producto. Lo más probable es que sean químicos tóxicos que se le agregan para aportar sabor, color y aroma.
  • NO MAS DE CINCO: Una buena regla a seguir es que si tu producto contiene más de cinco ingredientes, es mejor no comprarlo ya que todo el contenido extra seguramente serán conservadores y sustancias tóxicas. Esto no aplica obviamente a productos 100% naturales.
  • GRANDE NO-NO: Pon muchísima atención, si tu producto contiene ingredientes como; Glutamato Monosódico, Aceite parcialmente hidrogenado (A.K.A grasas trans), jarabe de maíz alto en fructuosa, saborizantes y colorantes artificiales, almidón de maíz modificado, cualquier color acompañado de un número (ej. Caramelo III, Amarillo IV), Parabenos, BHTA, por citar algunos, entonces es un ¡Grande NO-NO! Todos estos químicos son altamente tóxicos. Pueden alterar tu balance hormonal, tiroides, alergias, mareos, dolores de cabeza, causar déficit de atención, etc. En este post encontrarás más información sobre los ingredientes en los productos de belleza.
  • ORGÁNICO NO SIEMPRE ES SINÓNIMO DE BUENO: Muchas tiendas venden productos orgánicos empaquetados, en frascos, latas, botes, etc. Aquí también tienes que tener tus antenitas bien paradas y hacer tu tarea porque muchos de estos productos utilizan ingredientes orgánicos, más otro tipo de ingredientes que no son tan sanos.
  • MÁS VIEJO QUE MI BISCABUELA: Si el producto que vas a comprar se conserva por más años de los que tú tienes, entonces seguramente tendrá una cantidad muy alta de conservadores. Por regla general un producto natural con un bajo contenido de conservadores deberá durar aproximadamente un año o dos a lo mucho.

Recuerda que siempre es mucho mejor cocinar 100% tus alimentos. Es mejor guisar una salsa de tomate (jitomate, cebolla, ajo, sal, pimienta y especies) que comprarla enlatada. Tu cuerpo te lo agradecerá.

No apliques “ojos que no ven, corazón que no siente” porque el que lo va a sentir y resentir es tu sexy cuerpo, quizás no ahora, pero en unos años más lo hará, porque el cuerpo va acumulando toxinas y con los años comienza a desarrollar problemas, este es un hecho, no una especulación.

Quedas informado sobre la mejor manera de hacer tus compras. Demuéstrale amor, cariño y cuidado a tu cuerpo y al de los tuyos y no compres, ni consumas productos que tu cuerpo no puede sintetizar, ni procesar.

Que tengas un día ultra mega jugosito. Disfrútalo!

Foto

Fuentes:

Natural News

Crazy Sexy Diet by Kriss Carr

La basura que comemos por Rius

Clean por Alejandro Junger 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *