Imagen pineada

Hay días que uno se levanta y no le dan ganas de hacer nada, ¿verdad?

Lo único que quieres es quedarte en tu cama, en pijama, leyendo un buen libro y tomandote una deliciosa taza de té humeante.

Así amanecí hoy, con ganas de descansar. Creo que a veces me emociono y paso mucho tiempo estudiando, leyendo, aprendiendo, pensando y haciendo lo que puedo para aprender y compartir con las personas lo que creo necesario y útil, para que puedan llevar una vida mas saludable y feliz, incluso los fines de semana, pero de pronto, mi cuerpo, mi mente y mi espíritu, me pidieron hacer un alto y descansar.

Hoy para mí, será un día de relax, donde me dedicaré a cuidarme, a nutrir mi cuerpo y mi espíritu, poniendo un poco más de atención en lo que siento. Creo firmemente que a veces está bien tener estos momentos y además, no hay que sentirse culpable, son momentos para darle al botón de reset y arrancar de nuevo al día siguiente.

Estoy segura que muchas crisis podrían evitarse si las personas de vez en cuando buscaran oportunidades para descansar de todo, chiquearse y consentirse de una manera sana y amorosa.

¿Te has dado la oportunidad de disfrutar de estos momentos?¿Cómo te has sentido después?

Que tengas un día muy jugosito.

2 comments on “Día de relax”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *