Imagen pineada

¿Sufres mucho de alergias? ¿Tienes colitis o gastritis? ¿Te cuesta trabajo ir al w.c.? Los probióticos podrían ser la respuesta a tus problemas. ¿Quieres saber mas?

¿Qué son?

Son bacterias “buenas” que viven en nuestro sistema digestivo y ayudan a nuestro organismo a desintegrar y absorber los nutrientes que nos comemos, así como a mantener a raya a las bacterias negativas que destruyen y lastiman a nuestro sistema.

¿Por qué se reducen los probióticos en nuestro organismo?

Desgraciadamente hoy en día nuestro estilo y opciones de vida van deteriorando poco a poco nuestro sistema digestivo. Todos los alimentos que consumimos llenos de toxinas, químicos, exceso de azúcar y sal, ácidos, etc. Van dañando el delicado balance que existe en tus intestinos.

Le provocan raspaduras, irritación, inflamación y deterioro. Entonces las bacterias buenas comienzan a mermar y las bacterias “malas” que se alimentan mayormente de azúcar, comienzan a poblar todo el espacio, lo cual da como resultado enfermedades como colitis, gastritis, alergias, candidiasis, dolores de cabeza, obesidad y la lista puede seguir.

Porque además ¿sabías que el 60-70% de tu sistema inmunológico (el que lucha contra las enfermedades) se encuentra en tu aparato digestivo? OOoooohhhh, o sea que si tu aparato digestivo no está sano y fuerte, eres un blanco perfecto para que bacterias, virus y enfermedades varias ataquen a tu hermoso cuerpo.

¿Sabías que los intestinos son responsables de segregar serotonina en nuestro organismo?

La serotonina es la llamada sustancia de la felicidad, porque es la que nos hace sentirnos felices. Cuando tenemos un intestino dañado y lleno de bacterias negativas, nuestra producción se reduce notablemente. Esta es una buena razón para comenzar a tomar probióticos, ¿no crees?

¿Cómo puedo incrementar los probióticos en mi sistema?

Consumiendo alimentos fermentados que los contienen naturalmente como el yogurt, kéfir, saüerkraut, kimchi, kombucha, verduras fermentadas en conserva, etc. O tomarlos en forma de pastillas que deberán ser recetadas por un médico o especialista en salud.

Me gustaría agregar, que aunque el yogurt y el kéfir, contienen probióticos, existen estudios muy claros que nos demuestran cómo los productos lácteos producen mucosidad en el cuerpo y la mucosidad crea inflamación, además de muchos problemas en el sistema digestivo, por lo que es mejor buscar las otras opciones. O si no, consumir lácteos orgánicos de preferencia.

¿Pero que hay a cerca del yakult y los yogurts del súper, no son buenos?

Estos productos están hechos con altos contenidos de azúcar, que si recuerdas arriba mencioné que la bacteria mala del organismo se alimenta de ella. Además de esto, hay muchos otros problemas que el exceso de azúcar genera en el organismo, especialmente en los niños, como problemas de déficit de atención, obesidad, etc.

Y por otra parte, los productos que “no contienen azúcar” están endulzados con productos químicos que NO SON NATURALES y provocan mayores estragos en tu cuerpo, incluso peores que el mismo azúcar y si a esto, le sumas todos los colorantes, saborizantes y espesantes que les agregan, pues no es que estés tomando algo muy sano, como nos lo quieren hacer creer. No te dejes engañar y LEE LA LISTA DE INGREDIENTES SIEMPRE.

¿Pero está muy complicado esto de conseguir alimentos con probióticos que sean naturales, no los puedo hacer yo?

Si, si puedes. Lo más fácil de hacer es el saüerkraut y el kimchi. Son alimentos hechos a base de col (repollo) y otras verduras, más un poco de sal de mar. De hecho este viernes podrás encontrar aquí en mi blog una receta super fácil para hacer kimchi. Si no, en internet puedes encontrar infinidad de recetas.

Puedes agregar diariamente un poco de estas dos opciones a tus alimentos, que además de agregarle un sabor muy especial, estarás ayudando a repoblar tus intestinos de probióticos.

¿Entonces, ya sólo tomando probióticos puedo mejorar mis problemas de salud notablemente?

Efectivamente notaras un gran cambio inmediato. Pero no es suficiente, si quieres que tu organismo entre en un estado de re-programación, es necesario que comiences a consumir alimentos que contengan mucho más nutrientes por calorías, que estén llenos de vida y de salud, como los vegetales verdes y los granos enteros, así como grasas benéficas con alto contenido en omega-3.

Además de esto, es imprescindible que reduzcas los alimentos que dañan tu flora intestinal como los azúcares, las harinas y las carnes (a excepción del pescado azul) con esto sí notarás un gran cambio, no sólo en tu sistema digestivo, también en tu sistema inmunológico, pelo, uñas y lo mejor, en tu estado de ánimo.

¿Otro cambio positivo? Notarás casi de inmediato cómo tus lindas tripitas se activan y hacen su trabajo más seguido y bien hecho, desechando rápidamente las toxinas y productos que tu cuerpo no necesita.

Aquí encontrarás un artículo sobre “trabajo bien hecho” de mi colega Ana Arizmendi.

¿Estás listo para agregar probióticos a tu vida? ¿Ya lo estás haciendo? Cuéntanos tu experiencia.

¿Te pareció interesante este artículo? Compártelo a tus amigos por facebook.

Que tengas un día muy jugosito.

Fuentes:

Universidad de California

Clean por David Junker

Foto

6 comments on “Probióticos: Feroces guerreros de nuestro organismo.”

  1. Tengo 2 o 3 anios tomandolos y son una maravilla! creo que son los mismos 2 o 3 anios que no me he enfermado en absoluto. Primero inicie con capsulas, ahora tomo capsulas, jugo de coco fermentado e incorporo vegetales fermentados a mis comidas lo mas seguido posible.
    Definitivamente los recomiendo!

  2. Tengo cinco años tomando kombucha y me gusta tanto que ahora la embotello y la vendo.
    Ya tenía muchos años de hacer jocoque en casa, que deje de hacerlo por lo fácil que se contamina y lo malo de la leche, es difícil fermentarla (conservadores) y cuando si lo logras se enmohece (puntitos rosas) y adquiere una consistencia rara (chiclosa), traté de conseguir buena sepa años después en tiendas libanesas de mucha tradición y pasó lo mismo. También hice kefir, pero no me gusta por dos cosas, queda mucha azúcar libre (aún usando piloncillo) y también se contamina relativamente fácil y frecuente.
    Con la kombucha he experimentado con la segunda fermentación, con muchas cosas, jengibre, piña, jugo de zarzamora y cítricos, muy ricos.

    • Que bien Julio! La kombucha es realmente deliciosa y a todo el mundo le gusta mucho. Que bien que estés vendiéndola y ayudando a que más gente la conozca sin tener que hacer ellos mismos todo el proceso. Yo kefir y jocoque no he intentado porque estoy manteniendome alejada de los lácteos debido a mi problema particular de hormonas, pero he leído que haciéndolos correctamente y utilizando leche orgánica de cabra son realmente nutritivos y sanadores, ¿has intentado usarla de esta manera?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *