Pinned Image

Hoy descubrirás cómo los alimentos y sus propiedades pueden ayudarte a encontrar un balance físico, emocional y mental.

El concepto yin-yang se remonta hace miles de años en oriente. Nos habla sobre partes opuestas; hombre-mujer, invierno-verano, luz-obscuridad, etc. Y sobre el balance que debe de haber entre cada parte.

De la misma manera, esta filosofía se aplica a nuestra alimentación.

Los alimentos yin son los alimentos que tienen que ver con cualidades femeninas, suaves, pasivos, receptivos, ligeros y expansivos. Los alimentos yang, por el contrario tienen que ver con cualidades masculinas, fuertes, duros, activos, apretados y contractivos.

Comer alimentos que tienen demasiado yin o demasiado yang causan antojos para ayudarnos a restablecer el balance. Por ejemplo, si consumes una dieta rica en azúcar (yin) te puede causar antojo de carne (yang).

Conocer más a fondo los alimentos yin-yang nos ayuda a tomar decisiones para hacer balance en nuestras vidas, por ejemplo: si te sientes muy yang (muy rígido, con mucho estrés, dolores de cabeza y tensión en el cuerpo) sería buena idea incrementar el agua que tomas, esto te ayudará a balancear estos síntomas. Si te sientes muy yin (disperso, distraído) incrementar alimentos yang como pescado, huevos, etc. Te ayudará a centrarte más.

Para entender las cualidades Yin-Yang de los alimentos:

MÁS   YANG

MÁS   YIN

Sal   de mar

Alcohol   y químicos

Huevos

Azúcar   y café

Miso   y tamari

Lácteos

Carne   roja

Aceites

Queso

Frutas   locales, nueces y semillas

Pollo

Tofu

Pescado

Vegetales   de hojas verdes

Granos

Raíces   y calabaza

Algas

MENOS   YANG

MENOS   YIN

 

Conociendo esto, puedes empezar a buscar mayor balance en tu vida. Lo ideal es mantener una alimentación equilibrada y consumir alimentos que se encuentren con un nivel yin-yang moderado para evitar irte hacia algún extremo. Estos son:

Granos enteros: Quinoa, linaza, chia, harinas sin refinar, centeno, mijo, trigo sarraceno, avena, etc.

Vegetales: Todo tipo de vegetales, especialmente los de hoja verde.

Legumbres: Frijol, garbanzo, lenteja, chícharos, etc.

¡Ahora sí! ya sabes que alimentos te ayudan a balancear tu vida. Es responsabilidad tuya lo que comes, ya que ayuda o afecta a tu salud y estado de ánimo. Empieza a aplicarlo y notarás cambios en seguida.

¡Que tengas un día muy jugosito!

¿Te gustó este artículo? Compártelo con tus amigos y ayúdalos a mejorar su salud.

 

Fuente:

Integrative Nutrition by Joshua Rosenthal

No pude encontrar la fuente original de la foto. Si alguien la conoce, por favor hágamelo saber.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *