Pinned Image

Antes de dedicarme a ser Health Coach, trabajé varios años en hoteles. Me encantaba mi trabajo, cada día cuando sonaba el despertador, me levantaba de un salto, feliz de ir a trabajar.

Disfrutaba cada momento, desde mi café de la mañana, hasta el paseo que hacía para llegar al trabajo, caminando a un lado del zoológico, oyendo a los leones rugir y dar la bienvenida al día.

Cuando llegaba a la oficina, respiraba hondo tres veces y me llenaba de energía, quería que al llegar, pudiera compartir mi felicidad y ganas de trabajar a todo mi equipo.

Todo el tiempo estaba súper contenta, incluso en los momentos de mucho estrés, lograba encontrarle el lado positivo a lo que hacía.

Fue entonces cuando comencé a preguntarme: ¿Cómo es posible que haya gente que odie su trabajo? ¿De verdad hay gente que pasa años y años haciendo algo que no le gusta?

Es algo que hasta la fecha, no me he podido explicar. Entiendo que hay personas que por algún tipo de necesidad se ven forzadas a tomar algún trabajo que no es de su total agrado, pero igualmente, el mismo trabajo te cuesta ir a trabajar de malas, que de buenas.

Ahora que conozco más el tema y que me dedico a ayudar a las personas a tener salud y ser más felices, me doy cuenta más que nunca, de la necesidad que tenemos de hacer cada día algo que nos gusta y que disfrutamos muchísimo.

Tener un trabajo que nos haga feliz es como tener un 50% de labor hecha para ser feliz. Ahí pasas casi todo el día, por lo tanto, es realmente necesario que sea una actividad que te llene el alma.

Si en estos momentos te encuentras en el “lado obscuro” te invito a que reflexiones al respecto y te preguntes:

¿Por qué estoy aquí?

¿Es realmente necesario que me mantenga más tiempo haciendo algo que no me gusta?

¿Cómo me gustaría pasar cada día? ¿Haciendo qué?

¿Qué me está deteniendo para evitar buscar un trabajo que me llene y me de alegría?

¿Este trabajo me hace sentir satisfecho con lo que hago? ¿Es algo que me haga sentir orgullo?

Sigue haciéndote preguntas y verás que poco a poco las respuestas irán llegando a ti de muchas maneras, quizás como ideas en tu mente, o probablemente como situaciones, personas, etc.

Estas en este mundo para ser feliz, para eso viniste aquí. Así que si no lo eres, no estás haciendo bien tu trabajo.

¡Espabila! ¡Despierta! Mueve ese traserillo, pon a trabajar esa hermosa cabeza e investiga qué actividad quieres realizar cada día de tu vida. ¿Qué te va a hacer feliz?

Evita pensar que lo que quieres es imposible, porque recuerda, si realmente deseas algo con todo tu corazón, el universo conspira para que tu deseo se realice.

Ten fe en ti y en que lo vas a lograr.

Yo creo en ti, sé que estás en esa búsqueda, si no, no estarías leyendo esto =)

Mientras tanto, comienza a buscar el lado positivo a tu situación actual y a disfrutar lo que haces.

Sácale jugo a tu vida y empieza por vivir el mejor año de tu vida.

Foto Fuente

2 comments on “¿Eres feliz en tu trabajo?”

  1. Hola Gaby, comparto este post tan inspirador que has escrito. Me parece fundamental que invirtamos tiempo en aquello que nos llena, y si no sabemos qué es aquello que nos llena, o cual es nuestro elemento … Hay que dedicar reflexiones hasta que se encuentre!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *