Germinado de Frijol Mungo

¡Lo prometido es deuda! Hoy aprenderás a hacer germinados, estas plantitas ricas en nutrientes, enzimas y deliciosas.

(Si te perdiste el post sobre los germinados, puedes darle click aquí.)

Al principio a mi me daba miedo hacerlos, sentía que era súper complicado. Le daba mil vueltas al asunto y ponía mil excusas como: No tengo un “germinador”, no sé donde conseguir semillas, bla bla bla.

Hasta que me armé de valor y me decidí, entonces la ley de la atracción jugó su papel. De pronto buscando por la cocina encontré un bote perfecto de Nescafé, que llevaba ahí años, vacío y limpio.

Después, visitando lugares donde vendían comida orgánica encontré el frijol mungo y en el mercado orgánico semillas de alfalfa. Las lentejas las venden en el supermercado.

Encontré un lienzo de manta de cielo (o cabeza de indio también le llaman) así que ya no tenía excusa. Me puse a leer sobre el asunto y EMPECÉ.

Si hubiera sabido lo fácil que era hacer germinados, lo hubiera hecho desde hace muchísimo tiempo. Es más fácil que hacerte un café con leche! ¡Y muy barato!

Justo en este preciso momento estoy disfrutando un delicioso y poderoso licuado con germinado de frijol mungo entre otras cosas, mmm, ¡yummy!

Por dificultades técnicas, no pude tomar las fotos del proceso, hoy sólo les puedo poner los ingredientes / material y el resultado. Pero prometo poner las fotos la semana que entra ya que hoy voy a empezar otra tanda de germinados.

GERMINADOS: CREANDO ALIMENTOS CON VIDA

Ingredientes / Material:

  • 2 Cdas. De Semilla (Lenteja, alfalfa, frijol mungo, brócoli, fenogreco, etc)
  • Agua purificada
  • 1 Frasco de cristal con boca ancha
  • 1 Pedazo de tela, puede ser manta, algodón, cheese cloth, gasa.
  • 1 Liga de goma
Semillas de Fijol Mungo Orgánico
Bote de cristal de boca ancha, Tela de manta y Liga de Goma

Elaboración:

  1. Pon las semillas en el bote de cristal y llénalo hasta la mitad con agua purificada.
  2. Tapa el bote con el pedazo de tela y la liga de goma.
  3. Déjalas serenando toda la noche.
  4. Por la mañana, voltea el bote boca abajo y sácale toda el agua sin quitarle la tapadera de tela que le pusiste.
  5. Deja el bote escurriendo en un ángulo de 45° cuidando que las semillas estén distribuidas a lo largo del bote. O sea, que no se hayan quedado todas encima de tu tapa de tela.
  6. Deja en esta posición tu bote en un lugar donde no le dé el sol directamente. Que no sea un lugar obscuro, con luz, pero no en exceso.
  7. Por la tarde-noche quita con cuidado la tapa (a veces las semillas se pegan a ella) y llena el bote con agua purificada. Cuida que todas las semillitas se enjuaguen muy bien.
  8. Tapa de nuevo tu bote con la tela y la liga y escurre toda el agua a través de ella. Acabas de “regar” tus germinados.
  9. Por la mañana del día siguiente, te darás cuenta que a tus semillas ya empiezan a salirle “colitas” ¡Ya nacieron! La semilla acaba de convertirse en vida. Ahora está trabajando en formar nutrientes.
  10. Vuelve a “regar” a tus ahora germinados. Quita la tapita con cuidado, vierte agua purificada, con cuidado revuelve bien, pon la tapa, escurre y deja en ángulo de 45°.
  11. Repite la operación por la noche.
Llena el bote con agua purificada, tapa con la tela y la liga de goma y deja serenando toda la noche.
Escurre el agua a través de la tela

Poco a poco irás viendo como los brotes comienzan a crecer. Cada semilla es diferente, sigue repitiendo la operación de regado mañana y noche o según veas la humedad que tengan tus brotes.

Al día siguiente comienzan a germinar.

 

 

A los dos días comienzan a germinar y a salirles “colitas”

Dependiendo de la semilla es probable que al tercer día ya puedas comenzar a comer tus germinados. Para saber en que punto hacerlo, simplemente fíjate que la puntita se empiece a hacer verde y salgan las primeras hojitas.

Si estás usando lentejas o frijol mungo, no es necesario esperar a las hojitas, los nutrientes ya están listos cuando la colita mide 1.5 o 2 cms.

Puedes o no quitarle las cascaritas al germinado. La manera de hacerlo es poner los germinados en un recipiente hondo y cubrir con agua. La mayoría de las cascaritas flotarán y las puedes ir recogiendo con una cuchara. Escurre y ya están listos para comer, no te preocupes si le quedan más por ahí, es fibra al fin y al cabo.

Guarda tu germinado en un recipiente con tapa hermética en el refrigerador, así seguirán manteniéndose activos y con vida.

Te  pueden durar de 5 a 7 días, asegúrate de ir revisando su frescura y descártalos si ves que cambian su color, textura u olor.

Ideas para usar el germinado:

  • Dale un giro al típico sándwich o bocadillo y agrégale tus germinados.
  • Lo puedes poner en tu smoothie de verduras. Boom! Le estarás dando un extra-plus de nutrientes.
  • Has más nutritiva tu ensalada y agrégale un gran puño hasta arriba, se verá hermosa y muy divertida.
  • Es el complemento perfecto para tus burritos de verduras salteadas, mmm, son deliciosos juntos.
  • Refrigerio para comer entre comidas, son muy llenadores y te aportan mucha energía. Ponles limoncito y sal, saben deliciosos y si te gusta el picante, agrega un poco de chile piquín o salsita de chile.
  • Agrégalos a unas tostadas de jamón de pavo y queso panela, termina con un poco de salsa de chile o del aderezo de tu preferencia. Sabor + nutrientes y energía.

Si por algo tus semillas no llegan a germinar, quiere decir que compraste semillas genéticamente modificadas (GMO) asegúrate de comprar semillas de buena calidad o mejor que sean orgánicas.

Juega con diferentes tipos de semillas: Frijol mungo, Lentejas, Alfalfa, Chía, Fenogreco, etc.

Semillas de Alfalfa Orgánica.

Cuéntame cómo utilizas tu, tus germinados. ¿A qué se los agregas? ¿Cómo te los comes? Me encantaría saberlo, comparte tu experiencia en los comentarios.

¿Te pareció útil este post?, dale like en facebook y compártelo en tu muro. ¡Gracias!

10 comments on “Aprende a crear alimentos con Vida”

  1. Hola yo vivo en guadalajara y me encanta el germinado de lenteja pero quisiera saber en donde comprar mas semillas de buena calidad.. Saludos

    • Hola Martín! En cualquier tienda orgánica puedes encontrar semillas básicas como lenteja, frijol y algunas otras. Yo en GDL conozco Puro Orgánico y Ecotienda, seguro que hay más de donde escoger.
      Suerte en tu búsqueda! Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *