Pinned Image

¿Es en realidad la soya tan buena como nos hacen creer? ¿O en realidad es sólo fruto de la industria y del capitalismo?

La soya se ha consumido en oriente desde hace miles de años y es una parte muy importante de su dieta, donde se consume mayormente fermentada en forma de Tofu, Tempeh y Miso.

Fue traída a occidente en 1765 por un marino. Después de la Primera Guerra Mundial, la soya cobró fama y comenzó a utilizarse en diversas formas.

La compañía Ford invirtió dinero en grandes cantidades para su investigación y encontrar todas las propiedades y formas de utilización que podía tener. Comenzó a usarse como base para pintura de autos, para nutrir la tierra, alimentar a los animales, hacer leche, helado, yogurt, etc..

En 1995 se fabricó el primer grano de soya Genéticamente Modificado (GMO) por la empresa Monsanto y actualmente el 93% de la soya comercializada en Estados Unidos es GMO, lo cual ayuda a utilizar menos pesticidas, pero incrementa el manejo de herbicidas, además de que parece ser que su consumo, tanto para humanos, como para animales, no es muy saludable.

Actualmente el consumo de soya es muy controversial, ya que durante años y gracias a todas las proteínas, vitaminas, aminoácidos y demás propiedades que tiene la soya, se recomendaba ampliamente su uso y fue uno de los principales sustitutos de carne para los vegetarianos y de leche para las personas alérgicas a la lactosa. Pero hoy en día, recientes estudios demuestran que los fito-estrógenos contenidos en la soya interfieren con el delicado balance de las hormonas y pueden ser una causa frecuente del cáncer de seno.

Existen estudios y pruebas que demuestran que los niños que han consumido leche de soya frecuentemente desarrollan problemas hormonales y en específico, las niñas comienzan a desarrollarse a edades muy tempranas.

Aunque de momento, los estudios son pequeños y muy recientes, los resultados son contundentes y demuestran que el consumo de soya sin fermentar es dañino para nuestra salud. En realidad, en oriente siempre se consumió en forma de tofu, tempeh, etc y de manera muy racionada, en porciones muy pequeñas y no en el día a día.

Mientras no existan pruebas que nos demuestren que en realidad, la soya es buena para nuestra salud, mi recomendación es no consumirla a no ser que sea en forma fermentada, en pequeñas porciones y uno o dos veces por semana.

Si tienes algún tipo de problema hormonal, es mejor que evites su consumo. Y de igual manera esta recomendación sería para niños, mujeres embarazadas y mujeres con riesgo de cáncer de seno.

Recuerda, hoy en día es muy poca la soya que no está genéticamente modificada, así que por esa otra parte, tampoco es muy buena para tu salud, si deseas seguir consumiendo soya, procura que sea orgánica.

También me gustaría recalcar que actualmente la soya es uno de los principales alimentos de las vacas. Se utiliza porque ayuda a engordarlas más rápidamente, así que lo que come la vaca, también lo comemos nosotros, soya artificial, alterada genéticamente.

En los principales países productores de soya, se están eliminando los cultivos variados y reduciendo los campos de pastura, debido al crecimiento desmesurado de los plantíos de soya. En Brasil se están talando gran parte de la selva para cederle lugar al cultivo de soya.

Si estás buscando sustitutos, existen otras formas, por ejemplo, si eres vegetariano y quieres consumir proteína, puedes comer Quinoa, leguminosas (frijol, garbanzo, lenteja) verduras, etc. Si eres alérgico a la lactosa, puedes tomar leche de almendras, arroz, avena, etc.

Te invito a que hagas investigación por tu cuenta y descubras más acerca de la soya y todo lo que puede llegar a influir su producción y consumo.

Fuentes:

Endo-Resolved

Dr. Mercola

Civil Eats

Mind Body Green
Food Matters T.V.

Wikipedia

 

Foto fuente

 

4 comments on “Soya, ¿buena o mala?”

    • Que lleva un proceso donde las bacterias propias de la planta transforman el producto en otro distinto. Por ejemplo, la leche se transforma en yogurt, la cáscara de piña se transforma en pulque, etc. En este caso, la soya se hace más sana y digerible al pasar por este proceso y se convierte en Miso, Tempeh, Tofu o Salsas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *