Pinned Image

Quiero compartirte cómo logro vivir momentos mágicos, que me dejan feliz, alegre y muy inspirada.

Vivimos enfocados totalmente a ser productivos, trabajar, ir y venir y el tiempo que nos sobra lo usamos para: salir con amigos, usarlo en hobbies como leer o en actividades no tan productivas como ver t.v. o leer revistas.

A veces, se nos olvida detenernos un momento, respirar profundamente y admirar lo que nos rodea. Vamos a hacer las compras corriendo y no nos detenemos a contemplar los colores tan maravillosos de las frutas y las verduras. ¿Has visto de cerca la piel de la calabacita? Tiene una combinación de colores perfecta, vibrante y alegre.

Probablemente pienses, buen, puedo detenerme y admirar un paisaje hermoso, ver un atardecer, etc. ¿Que gano con contemplar calabacitas? Bueno es sólo un ejemplo de que en el día a día puedes encontrar momentos y objetos que te llenen de admiración. Admiración que se convierte en interés, inspiración y finalmente, sobrecogimiento, tres factores clave para desarrollar una mente positiva ¿te acuerdas? Puedes leer el post aquí.

Hoy temprano fui al mercado de flores, algo que aunque no logro hacer muy seguido, me encanta. En cuanto entras te envuelve un aroma espectacular, mezcla de todas las variedades de flores que hay, casablancas, nardos, gardenias y es olor general de las plantas vivas. Es una sensación muy relajante y vigorizante a la vez.

Puedes captar sensaciones con otros sentidos además del olfato, puedes observar los colores y formas de miles de flores que cautivan e inspiran. Tu piel siente la humedad del ambiente, rodeada por la abundancia del agua que alimenta a las flores.

En la entrada me recibieron los claveles de varios colores y las nubecitas, que son de mis flores favoritas, por su sencillez y delicadeza.
Mesas llenas de color
A veces, menos es más y los colores sutiles pueden dar una sensación de tranquilidad y sutileza.
Una verdadera obra de arte, la combinación de colores perfecta, exótica y hermosa.

Te invito a que tomes un momento de tu día (o mejor, varios) y busques ese espacio de admiración. Puede estar en el jardín fuera de tu oficina, observar y degustar cada bocado de tu comida, contemplar a un animalito o niños jugando, sentarte tranquilamente a leer un buen libro tomando una taza de té herbal, etc.

Te dejo con este mini-poema que leí una vez en un cuento que escribió un amigo de la preparatoria. No sé si lo inventó el o es de alguien, lo siento, fue hace mucho tiempo, si alguien sabe de quién es, me lo dicen y le pongo el autor.

Va más o menos así:

Detente,

Detente y escucha,

Escucha la voz del viento, que todo lo sabe.

Y convierte este momento en un momento mágico.

-Autor Desconocido

¿Cuáles son tus momentos mágicos favoritos?

Foto portada de Carolina Hernández

Foto 2,3,4 por mí.

3 comments on “Momentos Mágicos”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *