Pinned Image

Una de las necesidades primordiales del ser humano es dormir. Dormir ayuda a que el cuerpo y la mente recarguen energía, segreguen hormonas y realicen diversas funciones vitales para nuestra salud.

No sólo nos ayuda a despertar felices, sonrientes y tener un día increíble, activo y productivo, sino que también nos hace ver más sanos y hermosos, compruebalo en este estudio.

También durante el sueño, el organismo se encarga de purificarse y desecha las toxinas que entraron en él durante el día mediante los alimentos o por otros medios, regula hormonas, fortalece el sistema inmunológico, etc.

Según la Clínica de Trastorno de Sueño de la UNAM, aproximadamente unos 37 millones de mexicanos padecen trastorno del sueño, esto es uno de cada tres.

El privarnos de un descanso profundo da como resultado problemas de falta de concentración y productividad, irritabilidad, dolores de cabeza, sueño, aumento de peso, etc.

Algunos de los trastornos del sueño más frecuentes:

  • El Insomnio
  • El síndrome de piernas inquietas
  • Síndrome de apnea obstructiva del sueño
  • Síndrome de hipoventilación obesidad
  • Poblaciones con prevalencias altas y trastornos específicos.

La cantidad de horas diarias recomendadas para dormir son entre 7 y 8 hrs. Si dormimos menos es difícil que al día siguiente estemos en óptimas condiciones, alertas y descansados, aunque esto puede variar según diversos factores, como la edad o de persona a persona.

A veces, por querer hacer más cosas nos dormimos más tarde, pero el resultado para nuestro organismo no es bueno ya que rompemos con los ciclos naturales del cuerpo y afectamos al metabolismo. Es mejor dormir  temprano (10 pm) y levantarse temprano (6 am) porque el cuerpo descansa profundamente en las horas anteriores a las doce de la noche.

¿Qué podemos hacer para tener un sueño profundo y reparador?:

  • Fuera estímulos: La habitación donde duermas debe ser agradable, relajante y libre de estimulantes como cualquier tipo de luz y sonido. Incluso pequeñas lucecitas: celular, teléfono, módem, cable, tv pueden interrumpir el sueño profundo. También la cafeína del café o té son estimulantes, no los consumas durante las cuatro horas previas a dormirte.
  • No cenes tarde: Procura no comer nada por lo menos 3 horas antes de irte a la cama. Las horas del sueño las utiliza el organismo para procesar nutrientes y expulsar toxinas, no para digerir la comida.
  • Ejercicio tempranero: Que el ejercicio que hagas sea por lo menos tres horas antes de dormirte, de esta forma le das a tu cuerpo y mente tiempo para relajarse y preparase para descansar.
  • Horarios: Uno de los puntos clave; si mantienes un horario fijo para dormir y levantarte, lograras que tu organismo entre en balance y realice sus funciones adecuadamente.
  • Fuera pendientes: No te vayas a dormir con tareas pendientes o no podrás conciliar el sueño. Si no tienes oportunidad de terminar todo, apunta lo que te falta y organízate bien para el día siguiente.
  • Ritual de la Noche: Cada día establece la misma práctica a la misma hora, comienza poniéndote tu pijama (o lo que sea con que duermas) cepillate los dientes, lávate la cara y ve relajándote y disfrutando de cada tarea. Cuando te metas a la cama, haz respiraciones profundas largas y expiraciones todavía más largas, relájate y entrégate a los brazos de morfeo.

¿Crees que puedes tener algún transtorno del sueño? Puedes acudir a una clínica de transtorno del sueño:

México DF:         www.clinicadeldormirunam.com/      http://www.facebook.com/biendormirUNAM

Monterrey:         http://www.monterreysalud.com/

Guadalajara:      http://www.trastornodeldormir.com.mx/clinica-del-sueno?gclid=CObt55bi1bECFcVgTAodehIAPg

Una entrevista al Presidente de la Sociedad Mexicana para la Investigación del Sueño, Dr. Reyes Haro Valencia: http://www.chilango.com/ciudad/nota/2012/03/23/todo-sobre-el-sueno

Imágen via

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *