Categoría: Perdonar

AmarME antes de amar.

Hoy hablaremos cómo llevar una relación sana y de amor con uno mismo.

En el post de ayer hablamos sobre la pareja y como llevar una relación saludable. A raíz de esto, me hicieron varias preguntas, entre ellas:

¿Cómo me puede uno amarse a si mismo? ¿Qué puedes hacer para levantar tu autoestima? ¿Hay técnicas especiales?

¡Gracias por sus preguntas! Son realmente excelentes y me encantan porque ayudan a que profundicemos más en el tema.

Siempre oímos por ahí, que nadie puede dar lo que no tiene. Es muy complicado dar amor si no puedo tener amor dentro de mí ¿verdad?

Para que una relación (cualquier tipo de relación) sea sana y saludable, tiene que empezar por ti y por mantener una relación saludable contigo mismo.

¿Cómo hacerlo?

PROCESANDO EL PASADO: Este es el único caso en el que se vale dar un paso atrás para poder dar varios para adelante. Si te fijas hablo de procesar, no de olvidar, no puede haber olvido si no has trabajado en la situación.

Si no examinas e ignoras tu propia historia, ésta puede convertirse en un personaje muy molesto que va a continuar apareciendo en tu guión.-Danielle LaPorte-

Tomar acción para interpretar e integrar estas difíciles lecciones de vida, son clave característica de las personas que salen adelante.

La gran mayoría de las personas hemos tenido dificultades, problemas, traumas, humillaciones y golpes en la vida. La diferencia está en la manera en que algunas personas se quedan viviendo en ellas y continúan repitiendo las historias en su cabeza como un disco rayado. En cambio otras, analizan la situación, hacen un recuento de lo sucedido, los sufren, lo lloran, lo perdonan y lo superan. Eso es tomar control y responsabilidad de tu vida y es un paso hacia adelante.

AUTOCONOCIMIENTO:

Conocernos muy bien por dentro, es uno de los pilares más fuertes en la construcción de la autoestima. Nos ayuda a saber cómo reaccionamos y por qué reaccionamos de determinada forma y así, podemos tomar decisiones asertivas y sanas.

Existen varias técnicas de autoconocimiento, entre ellas:

Me gusta, no me gusta: Hacer consciencia de lo que te gusta y lo que no, va a ayudarte a sacarle provecho y disfrutar al máximo a todo lo que disfrutas hasta la médula del hueso y a no exponerte y protegerte de las cosas que no te gustan.

Comienza haciendo una lista de cada uno y haz un proyecto semanal o mensual para hacer consciencia de tu día a día y de cómo reaccionas. Te vas a sorprender cuando seas fiel a ti mismo y realmente hagas caso a lo que tu corazón escoge. A mí me ha servido mucho este ejercicio, me ha impresionado darme cuente de que había muchas cosas que “me gustaban” pero en realidad no era así y viceversa.

 Tests: Existen varios tests que te pueden ayudar a conocerte mejor. Uno de ellos es el Eneagrama, que es una especie de estudio de la personalidad, donde cataloga a las personas en números, según sus características y personalidad.

Esto ayuda bastante a conocerte mejor y a que conozcas mejor a otras personas. Ojo con esto, recuerda que no todo es blanco o negro, no te vayas a poner una etiqueta que diga yo soy así y no hay de otra. Es sólo cuestión de que conozcas un poco mejor tu personalidad, lo que te motiva, lo que te hace brillar. Puedes leer los libros o buscar algún taller presencial que te ayudara a descubrir mejor tu personalidad.

Otro test es el de las fortalezas, haz click aquí. Desarrollado por el Dr. Seligman, creador de la Psicología Positiva. Este test te ayudará a darte cuenta de cuáles son tus zonas fuertes. Quizás descubras algo de tí que desconocías.

Tienes que registrarte, ahí encontraras otros tests que te ayudarán a conocerte mejor, está en inglés, pero tiene la opción en español hasta arriba del portal.

Ayuda por favor: En mi camino al autoconocimiento y amor propio, pedir ayuda fue de las prácticas más enriquecedoras. Tanto si nuestra autoestima es alta o no, a todos nos encanta saber qué es lo que a la gente les gusta de nosotros.

Escribe un correo a toda la gente que sabes que te quiere y te aprecia y pídeles que te digan cinco cualidades y/o cosas positivas que ven de ti. Puedes comentar que te pidieron esta tarea en el trabajo, la escuela, un curso que estás tomando, lo que sea que te ayude a preguntarles sin que te de pena o te sientas raro.

Es increíble descubrir aspectos de tu personalidad que la gente ve en ti y más padre cuando se repiten unos a otros, sobre todo cuando no se conocen entre ellos.

Es importante que te centres en las personas que sabes que REALMENTE te quieren y te aprecian, porque son los que mejor te conocen, mientras más personas, mejor.

Cuando ya tengas las respuestas, escríbelas o ponlas en una hoja de Excel  e imprímelas. Haz una lista y pon hasta arriba las cualidades que más te gustan y te motivan y pégalas en tu espejo.

Léelas tan seguido como puedas y repítete a ti mismo que ese eres tú. Puede ser que en un principio no creas algunas de las cualidades que te dieron, pero no te preocupes por eso, continúa adelante, porque son cosas que la gente ve de ti, lo que quiere decir… ¡Que son reales!

AUTOCONFIANZA:

Trabajar la confianza en ti mismo, te dará fortaleza para amarte cada día más y afrontar nuevos retos. Cuando la fe en ti mismo comienza a crecer, te vuelves capaz de realizar proyectos y tareas increíbles.

El ejercicio de pedir ayuda es buenísimo y aplica para autoconocimiento y autoconfianza.

Soy el/la mejor en: Soy buenísimo en… comienza a hacer tu lista sobre las cosas en las que eres muy bueno o semi-bueno. Enriquece tu lista con todos los logros que has hecho en tu vida, la ayuda que has proporcionado, etc. No escatimes, escribe hasta las cosas más mínimas o que pudieran parecer sin importancia.

Recuerdo cuando trabajaba en un hotel, que pedí un ascenso y la Gerente general me preguntó si realmente era eso lo que quería, ¡por supuesto que lo quería!

Entonces me dijo algo súper cierto:  -Te pregunto esto, porque uno siempre tiene que buscar estar en el lugar donde brilles más, donde toda la luz que tengas dentro irradie hacia afuera- La chica tenía sólo un año más que yo y ya era gerente general de uno de los mejores hoteles del mundo así que por supuesto que escuché el mensaje y tomé la decisión acertada porque lo pensé de esa manera y me di cuenta de que de verdad deseaba ese puesto porque era la mejor para hacerlo, haciendo un lado el deseo de tener un mejor puesto o si el pago iba a ser mejor. Mi corazón me decía que sí.

Ahora, ya por último, pensando en aterrizar y darle un toque todavía más real a todo esto, me di a la tarea de preguntarle a mis súper primos y primas plus querido hermano, qué es lo que hace cada uno para sentirse mejor con ellos mismos y elevar su autoestima.

Aquí están sus respuestas:

  • Hablar contigo mismo.
  • Ayudar a alguien y/o hacer favores (esta se repitió varias veces)
  • Hacer ejercicio. Al principio cuesta, pero la satisfacción después de hacerlo es increíble.
  • Cuidar tu aspecto físico (vestir bien, estar aseado, arreglarse, ir al salón, comprarse ropa linda)
  • Haciendo de comer y que a las otras personas les guste.
  • Chiquear (mimar) a otras personas.
  • Irse de vacaciones.
  • Hacer actividades diferentes y/o cambiar de rutina (esta también se repitió)
  • Cantar, bailar, reír, jugar.
  • Un abrazo.
  • Ver lo positivo de las cosas.
  • Darte cuenta de que tú eres la causa de tu vida y no una consecuencia (OOOleeee!)
  • Descubrir un hobbie y hacerlo, se disfruta y ayuda a distraer la mente.(pintar, armar      rompecabezas, coser, hacer el jardín, etc.)
  • Estar y convivir con la gente que te quiere.
  • Hacer consciencia de los sentimientos o pensamientos que te esclavizan
  • Enfocarme en la realidad, lo que está pasando en ESTE momento.
  • Dejar de planear y tomar acción (Doble Oleeee)
  • Escuchar mis sentimientos y reconocerlos.
  • Enfocarme en esa área que quiero trabajar dentro de mi mismo.

¿Increíble no? Me encantó, porque son cosas de personas reales, como tú y como yo, que han encontrado formas muy sanas y fáciles de sentirse mejor consigo mismos. ¡Gracias familia, que sabios son!

Por último sólo me queda decirte, que te vas a encontrar personas que no te apoyan, te critican, no creen en ti o que son tóxicas. Lo ideal, es que te mantengas alejadas de ellas, a ser posible trata de evitar cualquier interacción que tengas con ellas y si no es posible aprende a reconocer qué es lo que esa persona hace o dice que te afecta tanto y evita exponerte a esto, no te lo tomes personal.

Todavía hay más cosas por hacer, ya tienes mucha tarea. Empieza poco a poco, un pie tras otro pie, aplicando todo despacio, recuerda que los hábitos y procesos emocionales tienen que hacerse despacio. La semana que entra, te recomendaré varios libros que te pueden ayudar en este viaje increíble.

El primer paso ya está dado, tu curiosidad por conocer técnicas y formas de amor propio ya te llevaron a subir un escalón, ¡BRAVO!

Te dejo con esta canción que me encanta y me motiva bastante.

Comienza a sacarle jugo a tu vida.

¿Y tú? ¿Qué técnicas utilizas para subir tu autoestima o desarrollar tu amor personal? Comparte tu experiencia con todos nosotros y si te gustó el artículo, compártelo en tu muro.

Foto

Dejar Ir

Pinned Image

Sabemos que siempre tenemos que luchar por nuestros sueños, por lo que queremos, por nuestras metas y objetivos, por el amor y por muchas muchas cosas más.

Pero ¿qué pasa cuando la vida nos manda señales muy claras de que lo que queremos con todas nuestras fuerzas, no es para nosotros?

De pronto, cuando te das cuenta, sientes enojo y frustración por ver que no se cumple lo que deseas ¿Qué hay que hacer?

DEJARLO IR

Cuando decidimos dejar ir a lo que tanto nos aferramos, ocurren varias cosas mágicas, si me permites que lo exprese de esta manera.

De pronto, aunque te sientas frustrado por este pequeño tope en el camino, logras sentir un alivio muy grande, como si te quitaran una carga muy pesada de encima.

La vida de pronto, se va acomodando y te muestra caminos que nunca te imaginaste que podías seguir y resulta en situaciones super convenientes.

O comienzas a conocer peresonas increíbles que te ayudarán a vivir experiencias nuevas y en ocasiones te conectarán con tu siguiente aventura.

Quizas puede ser que inmediatamente después del golpe, te sientas feliz, con mucha ligereza y en posición de arranque para lo que sigue.

Tal vez lo que te pase es que te sientas triste y sin ganas de empezar o hacer nada más. Si este es el caso, no te sientas mal, porque es algo N-O-R-M-A-L a todos nos ha pasado. Además, te vienen mil pensamientos a la cabeza, obviamente negativos y tu intrépido gremlin aprovecha para salir a escena y decirte todos los “te lo dije” los “ya lo sabía” y lo realmente natural que era que todo hubiera salido mal.

 

¿QUÉ HACER ENTONCES?

TOMATE EL TIEMPO PARA SUFRIR, deprimirte, enojarte y frústrarte, pero con fecha de expiración. Piensa y siente cuánto es suficiente para sentirte así y explóta este tiempo al máximo, después dí: a partir de tal fecha… se queda atrás todo esto y vuelvo a empezar.

EXPRESATE: Toma un papel y expresa mediante arte cómo te sientes, qué planeas hacer, dejar ir, en fin, lo que tu interior tenga más necesidad de expresar. Hace tiempo, cuando me vi en esa situación, pinté esto:

Es un dibujo muy simple, una mano dejando ir un globo de gas, pero fue de mucha ayuda porque sentí como de una manera fácil y fluida, mandé la orden a mi cerebro de dejar ir.

ENLISTA todos los aprendizajes que tuviste gracias a esta situación. Si el proyecto que deseabas no se cumplió, ¿Qué tanto aprendiste para que no vuelva a ocurrir la misma situación? Si la relación no funcionó ¿Cuánto contribuiste para que sucediera así? ¿Qué experiencias positivas obtuviste?

PERDONA principalmente perdónate a ti, porque lo normal es que tu cabeza esté como un huracán lleno de pensamientos negativos y de auto-tortura. Perdónate y déjalo ir y después perdona a la situación, a la persona, a todo lo que haya contribuido o influenciado para que las cosas pasaran así. Puedes utilizar el método que más te guste. Vas a sentir un alivio muy grande, te lo garantizo.

¿Has tenido un tope en el camino y la vida te mostró una opción más brillante? Comparte tu experiencia en los comentarios.

Si has pasado por esto y saliste bien del reto te invito a que compartas tu experiencia, tu contribución puede ayudar a mucha gente que la lea.

 

 

Libre, Ligero, Feliz

Pinned Image

Si quieres sentirte así, tienes en tí el poder para hacerlo. Te compartiré dos técnicas increíbles para lograrlo.

 

El estado normal de las personas debería ser este:

Sentirte feliz y con dicha, casi todo el tiempo. Disfrutar de cada momento cada instante. Estar en el momento presente. Apreciar todos los sucesos del día, buenos o malos. Los problemas no afectan, ni estresan.

Sentir amor y cariño la mayor parte del tiempo, por tu familia, colegas, amigos y sobre todo por ti mismo.

Levantarse por la mañana descansado, feliz de comenzar un nuevo día.  Sentir energía durante todo el día y finalmente irse a la cama cansado y feliz, satisfecho por un día excelente donde se cumplieron la mayoría de los objetivos.

Sentirte ligera o ligero, que tu pecho, tu estómago y tu cabeza están libres, felices y sonrientes.

 

Y yo te pregunto ¿Es tu vida así?

Si la respuesta es afirmativa, te felicito, pero si la respuesta es negativa, no, cero, casi nunca, entonces quizás haya algún ajuste que hacer.

En mi caso, hoy por hoy, me siento así, feliz, ligera y que el mundo es un lugar maravilloso. No me malinterpretes, estoy consciente de que no todo es color de rosa y que existen los problemas, la diferencia es que aprendí a perdonar, a dejar atrás mi carga emocional negativa.

Un día me cansé y decidí poner cartas en el asunto, me detuve y pensé: Lo que más deseo en esta vida es ser libre. No hay nada más que quiera en este mundo que ser feliz,  ser libre de odio, furia, rencor, tristeza, baja autoestima, etc., etc., etc.

He trabajado mucho en eso y ahora que lo he logrado, quiero compartirte el mejor regalo que me hice a mi misma: El perdón.

 

LA RAÍZ

Pinned Image

 

La mayoría de las personas vamos por la vida cargando situaciones emocionales negativas, experiencias, momentos, palabras horribles que alguien nos ocasionó o dijo y nosotros no supimos cómo afrontar la situación, lo compramos, lo creímos y fuimos creciendo y viviendo con eso y ahora, muchas veces, dictan nuestro día a día.

Quizás no vayas por ahí pensando conscientemente: Mi papá me pegaba de niño y por eso soy tan explosivo o mis amigos no me juntaron y por eso tengo problemas para relacionarme. Pero tu mente se quedó anclada a esas situaciones y ahora siguen viviendo contigo.

Las buenas noticias son que tú tienes la clave para cambiar esto, tú y ¡sólo tú puede escoger ser FELIZ, LIBRE y estar en PAZ!

 

SOLUCIÓN:

Primero lo Primero: No te desesperes, esto es un proceso que toma tiempo y es como ir vaciando un camión de sandías; no podrás tomar más que una, dos o tres a la vez, poco a poco hasta que no quede nada, además tendrás la fuerza y conocimientos suficientes para no permitir que tu camión se llene de nuevo.

Lo segundo que hay que hacer es identificar los principales problemas que vamos cargando. Tienes que saber qué es lo que te produce más dolor,  furia, tristeza, ira.

¿Ya lo identificaste? Bien, manos a la obra.

Recuerda el sentimiento NO ERES TÚ.  Es sólo un mecanismo de defensa que vamos formando.

 

Estas son dos técnicas para que empieces a desempolvar tus alitas y levantar el vuelo:

Diario de una Pasión:

1.- No, no me refiero a la película, sino a tu vida. Búscate una libreta y pluma y comienza a escribir la historia de tu vida. Toda, desde el recuerdo más antiguo que tengas, detente en cada detalle, cada evento, cada situación y escríbela.

2.- Cuando llegues a un momento doloroso, por insignificante que sea, para y realiza un ejercicio de perdón. Puedes utilizar la práctica de Ho’ponopono o el Método Sedona, o simplemente perdonar de corazón, aceptar ese sentimiento negativo, no luches contra él, agradécele y déjalo ir mientras respiras profundamente.

3.- En otra sección de tu libreta, que llamaremos: Sección de Sanación, ve anotando las creencias limitantes que tenías y después transfórmalas en afirmaciones positivas, por ejemplo:

 

Creencia limitante: “Siempre me he sentido solo o sola”

Afirmación: “Atraigo fácilmente a personas sanas y positivas que quieren estar cerca de mí”

4.- Transcribe la afirmación a otro papel, recórtalo, pégalo a tu espejo y repítelo en voz alta mirándote a los ojos cada día, varias veces al día. Las afirmaciones tienen que ser en primera persona, en tiempo presente y positivas.

5.- Una de las partes más interesantes del ejercicio, es detectar los patrones negativos que has ido teniendo en tu vida. Llegar a ese momento ¡A-ha! Donde te das cuenta de que llevas toda la vida ciclado con lo mismo.

6.- Entonces, vuelve a tu sección de sanación y escribe todos los patrones negativos, analízalos y estúdialos detenidamente. Escribe afirmaciones positivas y pégalas donde puedas verlas todos los días, viéndote a un espejo y repitiéndolas en voz alta.

Te recomiendo que hagas este ejercicio en algún retiro o espacio donde puedas estar a solas, sin distracciones, música, lectura, personas nada. Yo lo hice en un retiro de silencio en un lugar especial para este tipo de retiros y fue una experiencia increíble. Pero si no puedes hacerlo, NO IMPORTA, búscate un espacio del día tranquilo y hazlo, sólo hazlo.

Recuerda que además de perdonar a personas y/o situaciones, lo más importante es perdonarte a ti mismo en cada momento. Perdona el hecho de que no supiste cómo reaccionar en ese momento o que lo hiciste de una forma equivocada, fue lo mejor que pudiste hacer en ese momento.

 

Meditación:

Por último, te dejo con esta meditación de mi tocaya Gabby Bernstein de su libro “Add more ~ing to your life”

Siéntate con la espalda recta en un lugar tranquilo y relájate.

Respira profundamente por la nariz y exhala por la boca.

Permite a tu mente que se suavice y reconecta con tu cuerpo.

Identifica el área de tu cuerpo que guarda ese dolor.

Respira profundamente hacia ese dolor.

Permitete sentirlo mientras exhalas.

Mientras tu mente se relaja, permite a tus sentimientos que sean tú guía.

Suavemente pregúntate a ti mismo de dónde vienen estos sentimientos.

¿Hay alguna persona o una situación específica asociados a ellos?

Permite que los sentimientos guien a tu mente.

Mientras profundizas en tus sentimientos con cada respiración, identifica de dónde proviene tu dolor.

Abre tu corazón y mente y da la bienvenida a estos sentimientos.

Suavemente recuérdate que está completamente bien sentir.

Respira profundo y percibe el sentimiento.

Exhala y déjalo ir.

 

Puedes grabar esta meditación en tu celular y oírla o pedirle a alguien de tu confianza que te la lea mientras meditas.

Por último, recuerda que muchas veces la mala alimentación o falta de nutrientes contribuye a ocasionar depresión, irritabilidad o tristeza, pon atención a lo que comes y empieza a añadir mas vegetales a tus comidas.

Foto 1 / Foto 2