IMG-20160317-WA0002

Hoy en la mañana, mientras Sofía mi socia y yo hacíamos inventario, le pregunté:

Si pudieras volver a una etapa de tu vida, cualquiera, ¿cuál sería?

Y mientras le preguntaba, yo pensaba en la mía…

Después de meditarlo un poco, llegué a la conclusión rápida de que sería la preparatoria. ¿Por qué? -me preguntó- Porque hay muchas cosas que corregiría, cosas que hice mal y cosas que no hice y debí hacer.

Al meditarlo, pensé en todas esas etapas increíbles de mi vida, los cinco maravillosos años que viví en España y otras etapas increíbles, pero me di cuenta de que eran como etapas terminadas. Ciclos finalizados y muy disfrutados. Por eso no me llamó la atención volver.

Por lo que rápidamente vino a mi mente la preparatoria.

Y fue entonces cuando caí en la cuenta de que los únicos instantes que quería volver eran los que no había podido disfrutar a profundidad.

Eso me hizo darme cuenta de algo muy importante: NECESITO disfrutar cada momento de mi vida al máximo, proveerME de momentos maravillosos, experiencias increíbles e inhalar cada momento hasta que llegue a cada uno de mis poros.

Y por otra parte; las decisiones.

A la corta edad tiernita y joven que tengo (ejem!) claramente me puedo dar cuenta de que todas las decisiones que tomo desde mis entrañas, o sea, desde mi intuición, son las más acertadas. Desde la chica que contrato, hasta el producto que introduzco a la tienda, las fiestas a las que voy, las veces que digo NO a algo.

Cada vez que lo hago desde mi intuición, el resultado siempre es asertivo.

Cuando no lo hago así, me arrepiento o dudo, o sucede algo que no me gusta.

Y aunque se que hay cosas que debí haber hecho diferente, también me doy cuenta de que gracias a esos errores aprendí mucho de mí misma y de la vida y esa sabiduría es invaluable.

Por lo tanto, mi consejo de hoy para todos esos exploradores que andan buscando ser la mejor versión de si mismos:

Toma cada decisión desde tu intuición.

Si sientes EXPANSIÓN, DESCANSO, TRANQUILIDAD; es la respuesta correcta.

Si sientes CONTRACCIÓN, RIGIDEZ, ANSIEDAD; es la respuesta incorrecta.

Así de fácil!

¿Y tu? ¿A qué tiempo de tu vida te gustaría regresar y por qué? Compártenos en los comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *