estoy harta

Estoy harta de ver cómo la gente a mi alrededor se enferma.

Pierde su salud, energía y experiencias.

Y no siempre es su culpa. A veces, es culpa de toda la cultura, de toda la humanidad. Porque todos hemos contribuido poco a poco a contaminar nuestra tierra, nuestra agua, nuestro aire.

Que el cuerpo se salga de control o comience a atacarse a si mismo no es normal.

¿Pero que es lo que pasa? ¿Por qué pasa?

Y aunque todavía no hay una respuesta clara, si hay muchas aproximaciones.

El exceso de azúcar, sodio, grasas saturadas o trans, sal, colorantes y endulzantes artificiales que están en todos los productos empacados es parte del problema.

La polución del aire, los campos contaminados de herbicidas y pesticidas.

Y la lista sigue.

Continuamente veo llegar a mi tienda mujeres con turbantes en lugar de su pelo suelto, o que se sueltan llorando cuando les pregunto qué es lo que necesitan y me dicen que sus esposos/hijos/padres tienen cáncer y que quieren comprarles todo lo que necesiten para estar más sanos. Esto, mis jugositos, me parte el corazón en mil pedazos.

Me enfurece ver que la gente sufra por ver a sus seres queridos enfermos.

Y que no sólo es cáncer, sino también enfermedades autoinmunes o alergias, que en muchas ocasiones los deja con el cuerpo en un estado muy lastimado.

Y me duele.

Me duele su dolor.

Por favor, tu que me estás leyendo en este momento, date cuenta de que en la mayoría de los casos, tu salud y la de tu familia, está en tus manos.

Entiendo que estas enfermedades pueden aparecer de manera arbitraria y les puede dar hasta las personas con los hábitos más saludables. Pero estoy segura de que si hacemos un cambio de hábitos radical, es muy probable que evitemos muchas enfermedades.

¿Qué es lo primero que puedes hacer?

AGREGAR muchas verduras y frutas.

Así es! ahí encuentras antibióticos, fibra, desintoxicantes, energía y limpieza para tu organismo.

Agrégalos de diferentes formas, crudos, cocidos al vapor, salteados, horneados. Ponle variedad, experimenta cada día con otro tipo de verduras o frutas que normalmente no comes.

AGREGAR carbohidratos de grano entero.

Asegúrate de que no sean refinados. Tortillas de maíz de verdad (No maseca) pasta de grano entero, pan de germinados o grano entero, sin mezclas de harina refinada. Te darán energía y fibra que te ayudará a eliminar tóxicos.

AGREGAR proteínas saludables.

Si comes carnes, hazte un favor y escoge la que sea orgánica o de rancho. Actualmente a todo el ganado le ponen de cajón antibióticos y hormonas de crecimiento y pintan el producto final con anilinas tóxicas.

correctamente.

Con agua pura y filtrada. No con refrescos o bebidas endulzadas como coca cola o jugos de bote. Tienen tanta azúcar que es absurdo. Y recuerda, no se trata de que te sientes y te tomes un litro de agua, sino de que lo distribuyas durante toda la mañana y otro tanto en la tarde. El agua además de hidratarte, ayuda a tu hígado y riñones a desechar tóxicos.

¿Verdad que está súper fácil?

Y si quieres ir más allá. Limita lo más posible tu consumo de productos falsos y tóxicos, tú sabes bien cuáles son. No se trata de eliminarlos para siempre, sino de que aparezcan en muy raras ocasiones en tu dieta.

Te queremos sana, te queremos sano.

Nosotros, todos, Yo.

2 comments on “Estoy harta.”

  1. Muy cierto… Definitivamente mucha gente no cuida lobque come… Y entre esas estoy yo e incluyo a mi familia…. Y ya estoy arta de que mis niños no salgan de los cuadros de enfermedades…. De medicamentos… ya que mucho influye todo lo que comemos… Gracias por estos artículos… Me han inspirado a hacer algo por mi familia y por mi…. Cambiar hábitos alimenticios y comer mas saludable. Bendiciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *