Mes: Noviembre 2012

Arroz Integral Frito

Arroz Integral Frito

Para muchas personas, ponerse a cocinar es una tarea muy complicada, ya sea por falta de tiempo,  ganas o falta de habilidades en la cocina.

Es por eso que hoy, como cada viernes, te ofrezco esta deliciosa y nutritiva receta que es muy fácil de hacer.

Está hecha a base de arroz integral, que aunque toma unos cuantos minutos más de cocerse, es súper fácil de hacer. A mí me gusta siempre tener un recipiente en el refri con un poco de arroz cocido, así puedo disponer de él para cualquier platillo.

A veces lo coco al natural y lo puedo usar como cereal por la mañana, añadiéndole nueces, almendras, arándanos, canela, leche de almendra, etc. O en otras ocasiones lo cocino con un poco de cebolla, ajo, cilantro y apio, así lo puedo usar como acompañamiento de diferentes platillos o como relleno de wraps o burritos.

El resto de los ingredientes son diferentes verduras, en realidad puedes usar las que a ti te gusten más,  yo utilicé las que tenía a la mano.

Brócoli orgánico: es una increíble fuente de antioxidantes, fibra, vitaminas y es reconocido por sus propiedades anti-cancerígenas.

Zanahoria orgánica: cargada de beta-carotenos A.K.A guerreros anti-cáncer y es una gran fuente de vitamina A que ayuda a que nuestro hígado procese bien todas las hormonas y deseche las toxinas y excesos (de hormonas) que no necesitamos. Hola, Hola! Chicas con problemas hormonales 😉

Cebolla: además de añadirle un sabor exquisito, es un anti-inflamatorio muy poderoso.

Pimiento morrón naranja: tiene también beta-carotenos y vitamina A entre otras cosas, además a mí en lo personal me fascina el toque de sabor que le añaden a todo.

Espárragos orgánicos: excelente fuente de triptófano, que ayuda a tranquilizarte y relajarte, además de rico, el espárrago tiene enzimas, clorofila y también es reconocido por su ayuda anti-cancer.

Cúrcuma: es uno de los ingredientes del famoso curry de la India y hoy en día es uno de los alimentos más estudiados por sus propiedades anti-inflamatorias y  usada por las personas con cáncer porque al desinflamar las células y el cuerpo, se produce menos mucosidad y por lo tanto el cáncer encuentra un medio incómodo para vivir y crecer.

Jengibre: ¿por dónde empezar?, el jengibre es una de las plantas medicinales más famosas, ayuda a prevenir el cáncer, es desinflamantes y además aporta un delicioso sabor “alimonado” a tus platillos.

ARROZ INTEGRAL FRITO

2 Personas

Ingredientes:

  • 1 Taza de arroz integral cocido (puede ser natural o cocido con cebolla, apio y cilantro)
  • 1 Taza de floretitos de brócoli. (la parte del tronco se la puedes añadir a tus jugos o smoothies)
  • ½ Taza de zanahoria cortada en juliana (bastoncitos delgados y cortos)
  • ½ Taza de pimiento morrón cortado en juliana.
  • ¾ Taza de espárragos verdes en trocitos.
  • Un chorrito de salsa Tamari Orgánica o salsa de soya.
  • ¼ Cdta. de Cúrcuma (opcional)
  • ¼ Cdta. De ralladura de cáscara de limón (verde)
  • ¼ Cdta. Jengibre rallado (es más fácil si lo congelas antes)
  • Ajonjolí negro o normal al gusto. (semilla de sésamo)
  • Sal de mar al gusto
  • Pimienta triturada al gusto
  • 2 Cdas. Aceite de Ajonjolí

Elaboración:

  • Calentar en un sarten o wok el aceite de ajonjolí.
  • Agregar la cebolla y menear hasta que comiencen a dorar.
  • Incorporar el brócoli hasta que tome un tono verde intenso.
  • Agregar las zanahorias y el pimiento morrón.
  • Revolver todo continuamente hasta que los pimientos comiencen a ponerse suavecitos.
  • Agregar la cúrcuma.
  • Añadir los espárragos.
  • Incorporar el arroz, freir y remover un poco, cuidando de que no se deshaga.
  • Agregar el  jengibre.
  • Sazonar al gusto con sal de mar y pimienta gorda triturada.
  • Espolvorear el ajonjolí.
  • Agregar el chorrito de la salsa Tamari y apagar el fuego mientras se mezclan bien todas las verduras.
  • Disfrutar

Degustación:

  1. Siéntate en la mesa, sin distracciones (t.v., smartphone, tableta.)
  2. Mejor si puedes estar con compañía agradable.
  3. Respira profundamente, relájate.
  4. Observa tus verduras, fíjate en su variedad de colores y la textura      que se mezcla con el arroz frito.
  5. Percibe el aroma exótico del jengibre, el ajonjolí y el limón..
  6. Mastica cada bocado tranquilamente, disfruta de la combinación de      sabores.
  7. No lo tragues hasta que esté bien molidito. Tu estómago no tiene      dientes.
  8. Disfruta, yum! yum!

Observaciones:

  • Si quieres agregarle un toque picante, puedes ponerle rebanadas julianas de chile jalapeño fresco y agregarlo al mismo tiempo que el pimiento morrón. O puedes espolvorear un poco de chile de árbol triturado.
  • En la foto yo puse medio aguacate, que me encanta, pero al combinarlo, esconde un poco el sabor increíble del guiso, por lo que te recomiendo que mejor no se lo pongas.
  • Todos los productos orgánicos, son frescos y los compré en H-E-B a excepción de los espárragos que los compré en la sección de congelados de Costco.
  • Te recomiendo que tengas ya todos los ingredientes cortados y listos para cuando comiences a freir, ya que el proceso es muy rápido y se te pueden sobre-cocer los vegetales. La idea es que queden “al dente” y conserven así, la mayoría de sus propiedades.
  • El arroz integral se debe enjuagar y dejar remojar aproximadamente unas dos o tres horas antes de cocerse, incluso toda la noche, así se cocina más rápido. Puedes hacerlo el mismo día o guardarlo en el refrigerador y tenerlo listo para cuando se ofrezca.
  • Si no tienes aceite de ajonjolí puedes usar cualquier otro aceite que tengas a la mano
  • La cúrcuma o turmeric la encuentras en la sección de especies en el súper o mercado.
  • Si usas aceite de oliva, ten cuidado de no usar fuego alto, ya que este aceite se quema rápidamente y se vuelve tóxico.
  • Una variante de esta receta es usar tagliatelle o tallarines de grano entero.
  • Juega con las verduras y cambia los ingredientes, añade ejotes normales, chinos, pimientos de otros colores, col, etc.

 

 

 

Arroz Integral vs. Arroz Blanco, ¿Cuál es mejor?

Continuamente escuchamos que es mejor el arroz integral porque “es más nutritivo” pero generalmente no sabemos más allá del asunto, sólo que lo integral siempre será mejor.

Pues hoy aprenderás el por qué de esto.

El arroz integral es el arroz natural, tal cual se da de la planta, sólo se le ha quitado la cáscara exterior –no comestible- y ya. Mantiene todas sus partes, el gérmen  y el salvado que contienen una gran cantidad de fibra y nutrientes.

El arroz blanco es el arroz integral después de haber sido sometido a diversos tratamientos y pulidos hechos generalmente a base de talco o glucosa, que le quitan el gérmen y el salvado, dejándolo desprovisto de toda esa gran cantidad de nutrientes, vitaminas y fibra. La ventaja es que se vuelve mucho más fácil de cocinar  (bueno, tampoco tanto, sólo le disminuyes unos cuantos minutos al tiempo de cocción) y es más fácil de masticar, también el sabor es más ligero.

Y como ya lo dejaron “pelón” entonces le agregan cosas y lo fortifican artificialmente. Es como si quisieras vivir de comer pastillas de vitaminas, nunca te darán los nutrientes que te da naturalmente la planta de origen.

El arroz integral tiene el doble e incluso el triple de nutrientes que tiene el arroz blanco. Y lo mejor, contiene ácido fólico en grandes cantidades, necesario para que las mujeres que planean tener bebés eviten problemas cerebrales o de la médula espinal en sus hijos, además , también ayuda a evitar en las personas problemas del corazón y se cree que también ayuda a prevenir el cáncer de seno y de cólon, además de enfermedades de la vejez.  El arroz integral no contiene casi nada de ácido fólico.

Hacer el cambio de arroz blanco a arroz integral no es fácil porque estamos muy acostumbrados a comer el blanco y el integral tiene un sabor más fuerte y perfumado, además es más difícil de masticar debido a toda esa fibra real que contiene.

Si te interesa hacer el cambio, comienza combinando primero los dos arroces y poco a poco ve disminuyendo la cantidad del blanco. Cuando te acostumbres al integral, no querrás volver al blanco.

El arroz integral puede ser guisado igual que el blanco, puedes hacer arroz verde, blanco, rojo, con curry, con verduras, frito, etc. Incluso puedes cocerlo sólo con agua y comértelo igual que la avena por las mañanas. Yuuummmy, con canelita, nueces, piñones, ciruelas, etc.

Es un cambio super pequeño, pero tu cuerpo y tu salud te lo van a agradecer muchísimo.

Recuerda masticar MUY bien tus granos, esto ayudará notablemente a tu digestión y absorción de nutrientes.

¡Bienvenido al mundo de la salud!

¿Necesitas ideas para preparar el arroz integral? Inspírate aquí.

¿Has probado el arroz integral? ¿Cómo lo preparas?

Si te gustó este artículo, acuérdate de compartirlo con tus amigos. Ayúdales a ser más sanos =)

Fuentes:

Infoagro.com

Livestrong.com

Harvard Health Publications

Imagen de Aquí

Afirmación para empezar la semana.

Imagen pineada

“Hoy aceptaré a la gente, situaciones, circunstancias y eventos como ocurran”

Esto quiere decir que sabré que este momento es como debe de ser. Este momento, el que estoy experimentando ahora, es la culminación de todos los momentos que has experimentado en el pasado. Este momento es como es porque todo el universo es como es.

-del libro “Las 7 Leyes Espirituales del Éxito” Por Deepak Chopra

Foto

Endivias Rostizadas

Esta receta es de las cosas más simples y sencillas de hacer. Además es altamente nutritiva. Puede servir como acompañante o como plato principal.

Las endivias son una gran fuente de vitamina A que ayuda a que tu hígado sintetice muy bien hormonas como el estrógeno y la progesterona, de esta forma, puedes evitarte problemas hormonales.

Tienen un alto contenido de fibra, muy útil para limpiar tu intestino y eliminar toxinas, lo cual permite que tu sistema inmunológico se fortalezca y te enfermes menos.

El sabor natural de la endivia es un poquitín amargo, lo que le da un sabor muy peculiar y rico.

Además es una exquisita opción para variar tu platillos, recuerda, “El arte de la nutrición, está en la variedad”

 

ENDIVIAS ROSTIZADAS

Ingredientes:

  • 2 ó 3 Endivias medianas
  • 2 Cdas. Aceite de Oliva
  • 1 Cdta. Orégano en polvo
  • ½ Chile jalapeño fresco picado finamente y sin semillas (ocional)
  • Sal de mar y pimientas trituradas al gusto.

 

Elaboración:

  1. Precalentar el horno a 150°C
  2. Cortar los tallos ligeramente, sólo quitando la parte café y cuidando de dejar unidas las hojas.
  3. Cortar por la mitad, a lo largo cada endivia.
  4. Poner en un refractario de cristal o bandeja para horno.
  5. Poner el aceite, orégano, chile, sal y pimienta en un recipiente hondo y mezclar.
  6. Con una brocha de cocina, barnizar las endivias con la mezcla de aceite.
  7. Poner el refractario en el horno y dejar hasta que se doren. Aproximadamente 20-30 minutos.

Si quieres, puedes agregarle un poco de cúrcuma (turmeric) que le dará un color muy agradable sin cambiar el sabor. La cúrcuma es un desinflamante increíble y es muy buena idea agregarlo continuamente a tus alimentos.

Degustación:

  1. Siéntate en la mesa, sin distracciones (t.v., smartphone, tableta.)
  2. Mejor si puedes estar con compañía agradable.
  3. Respira profundamente, relájate.
  4. Observa tus endivias, fíjate en su color dorado y la textura suave.
  5. Percibe el aroma del aceite de oliva.
  6. Mastica cada bocado tranquilamente, disfruta de la combinación de sabores.
  7. No lo tragues hasta que esté bien molidito. Tu estómago no tiene dientes.
  8. Disfruta, yum! yum!
Doraditas y con un sabor entre dulcesito y amargo, delish!

¿Te gustó este artículo? Recuerda darle like y compartirlo con tus amigos.

¿Cómo preparas tu las endivias?

 

 

Guardando silencio.

Imagen pineada

Descubre cómo escuchar tu voz interior. Cómo darle permiso a tu intuición de que hable y te guíe asertivamente en la vida.

Tu yo más profundo pide a gritos que lo escuches, tiene mucho que decirte, mucho que hablar.

Es la parte más profunda de ti mismo. La parte más sabia, que posee todo el conocimiento del universo y está dispuesto a compartirlo contigo, si es que tú lo dejas hablar.

Tiene muchos nombres, intuición, guía interna, consciencia, Dios, sabiduría universal, musa, etc. Y no es algo nuevo para ti. Muchas veces ha hablado tan claro que no te has titubeado ni un instante y has hecho justo lo que te dijo que hicieras y no fallaste.

El problema es que con tanto ruido que existe tanto fuera, como dentro de tu cabeza no permiten que escuches su voz.

Te invito a que comiences a darle oportunidad a tu guía interior y le permitas hablar fuerte y claro. Pídele que te ayude a tomar decisiones asertivas, a decir palabras con fundamento y que sean justo lo que tienes que decir. Pide que te de valor y amor para vivir tu vida de la manera más positiva y trascendental.

¿Cómo hacer silencio? ¿Cómo escuchar a tu voz interior?

Meditando: Al aprender a callar la mente y mantener tu cuerpo sin movimiento, permitirás que tu voz hable fuerte y claro y además, entiendas lo que te dice. Además el universo siempre mueve sus cartas y te da ideas y mensajes muy interesantes. Puedes empezar con meditaciones guiadas de youtube o simplemente guardando silencio y concentrándote en tu respiración por tres minutos diarios e ir aumentando.

Mantente quieto: Es una forma de meditación. Cuando realizas  una actividad física donde sólo estás concentrado en eso, haciendo el mismo movimiento durante un buen rato, entonces ideas positivas comienzan a irrigar, como una hermosa cascada llena de mensajes positivos. Puede ser desde hacer algún tipo de ejercicio, hasta tejer o cocinar.

Saca el Dalí que llevas dentro: Mediante el arte, puedes relajarte y permitirle a tu mente y a tu corazón que jueguen en armonía y expresen toda su sabiduría. Dibuja, pinta, garabatea, en realidad no importa lo que hagas, lo importante es que utilices y desarrolles tu lado derecho del cerebro, el de la creatividad, la intuición.

Escribe: Llevar un diario o escribir tus páginas de la mañana es una de las formas más increíbles de ponerte en contacto con tu voz interior. Personalmente es la que más me sirve y me inspira.

Ya tienes más herramientas para sacar ese sabio interior. Aprovecha la oportunidad y comienza a hacer cambios positivos en tu vida.

Recuerda, cuando escuches una voz negativa dentro de ti, que te quiere sabotear, casi siempre es la primera voz que surge y tiene sonido estereofónico. No eres tú mismo ni tu voz interna, es sólo la voz de tu ego, la voz del miedo, que está ahí para protegerte del peligro. Agradécele su participación y mándala a paseo, ésa no es la voz que necesitas oír.

Haz silencio en tu mente y escucha todas las cosas maravillosas que tu guía interno tiene que decirte.

“Confiar en tu intuición significa entonarte lo más profundamente que puedas con la energía que sientes, siguiendo esa energía momento a momento, confiando en que te guiará a donde quieres ir  y atraerá todo lo que tu deseas.”

-Shakti Gawain

 

¿Te gustó este artículo? Compártelo con tus amigos y dale like.

Que tengas un día muy jugosito.

Foto de Aquí

Recicla-Reusa-Reutiliza

Composta

¿Si supieras que existe una manera ultra sencilla de ayudar a tu planeta y contaminarlo menos, lo harías?

¿Si tuvieras al alcance de tu mano una solución económica y práctica para producir la mitad de los desechos que causas, te pondrías las pilas para hacerlo?

La solución es muy pero muy requetesencillita: COMPOSTA

Según datos del INEGI, México ocupa uno de los primeros lugares MUNDIALES como productores de basura, o sea además de ser líderes mundiales en producción de sobrepeso, también competimos en ser los que mejor contaminamos al planeta. Parece broma, pero es una triste realidad.

La basura producida en México, aumentó un casi un 40% en los últimos diez años, CUARENTA POR CIENTO! Esto es muchísimo.

Además, del 100% de basura que producimos, un 52.4% consiste en desechos de comida, jardines y otros desechos similares. JÁ, esto me hace pensar; ¿Qué pasaría si todos estos desechos los reutilizáramos? Así es, evitaríamos casi la mitad total de todos los desechos que producimos.

Entonces, la solución es super sencilla, hacer una composta.

¿Qué es una composta?

Materia hecha a base de compuestos orgánicos que han sido descompuestos y sirve como abono para las plantas.

En resumen; la composta es un producto que resulta cuando almacenamos desechos orgánicos de alimentos, plantas y otros materiales y al descomponerse se convierte en alimento para nuestro jardín, macetas o sembradío.

Existen muchísimas formas de hacer compostas. Diferentes técnicas y prácticas, algunas utilizan aparatos o armazones especiales y otras simplemente con ayuda de tierra y hojas secas.

Hoy te quiero compartir como hago la composta en mi casa, esperando que te sirva de inspiración para que hagas lo mismo y formes parte del cambio positivo en nuestro planeta.

No soy experta en compostas, pero he investigado un poco y experimentado otro tanto más, así que aquí va mi explicación:

¿Qué necesitas?

Un bote o cesto grande para la ropa sucia, que tenga agujeros que permita respirar a tu composta.

Una pala.

Un botecito pequeño con tapa de uno o dos litros.

Desechos orgánicos.

Eso es todo, ¿muy fácil no?

Bote de ropa sucia que utilizo para hacer mi composta.

Procedimiento:

Lo único que tienes que hacer es ir poniendo en tu bote todos los desechos orgánicos que cada día van produciendo tu y tu familia.

Te recomiendo que tengas un bote pequeño con tapa en tu cocina y ahí vayas poniendo todos los desechos orgánicos, no guisados, que se producen en la cocina. Después, cada día por la noche o por la mañana, vacías tu botecito en el bote grande.

Has una pequeña “cama” con los desechos y cúbrelos con hojas, pasto o ramas secas. Si no tuvieras acceso a estos, los puedes cubrir con tierra. Yo tengo un costal de tierra de esos que venden en los viveros y a veces se la pongo.

Una o dos veces por semana, con la ayuda de tu pala, mezcla bien toda tu composta, para que comience a descomponerse por igual.

Una forma fácil de obtener hojas y pasto seco, es guardar los desechos que se producen cuando cortan el pasto en tu jardín. Guárdalo en un costal o bolsa de plástico con hoyitos y poco a poco lo vas sacando. Debes de tener cuidado de que tu almacén de “hojas y pasto seco” no se pudra en tu bolsa, así que trata de secarlos antes de guardarlos bien.

¿Qué pasa si no tienes jardín? Bueno, esto no debe de ser un problema, puedes hacer la composta en tu patio de lavado, en la azotea o juntarte con los vecinos y poner un bote compostero en un área común.

Una amiga mía me juntaba sus desechos y me los daba en un tupperware grande. Yo los ponía en mi composta y no me ocasionaba ningún problema. Así, reducíamos los desechos de dos casas, brillante, ¿verdad?

¿Y los olores?

Si haces correctamente la composta, no se producen malos olores, por el contrario, una composta bien hecha debe de oler a bosque, fresco, húmedo y con vida. Para evitar moscas, bichos o malos olores, es importante que estés muy al pendiente de ella y la remuevas constantemente y dejes los residuos tapados con hojas secas o tierra.

Dependiendo del clima en donde vivas tu composta tendrá un comportamiento diferente. Yo vivo en un clima muy seco y cálido, por lo tanto mi composta necesita más humedad y por eso tengo que agregarle de vez en cuando un poco de agua. También tengo que cubrirla un poco para que no le de tanto sol, porque tiende a secarse mucho. Con un poco de intuición y sentido común puedes ver que le falta o le sobra a tu composta.

¿Cuáles son los desechos que puedo poner en mi composta?

Todos los residuos de vegetales, frutas, flores y plantas, con esto no hay confusión, todo aplica. Te recomiendo que partas en pedazos pequeños las cáscaras de frutas grandes como sandía, melón, etc. Ten cuidado de no poner alimento que haya sido cocinado, esto evitará malos olores.

Cáscaras de huevo en pedacitos pequeñitos.

Pelo y uñas. Fuchi, pero aplica, puedes echarlas, al final, se deshacen y se convierten en abono. =)

Cartón sin pintar, el interior del papel de baño en pedacitos.

NO: Huesos o carne animal. Grasas y aceites. Excrementos de tu mascota. Leche. Servilletas sucias.

Si se te complica muchísimo tener un bote y todo esto, simplemente pon todos los desechos directamente en tu jardín y/o macetas y mézclalas con tierra y hojas secas, así le hace mi hermano y le funciona de mil maravillas.

El resto de tu basura sepárala y recicla lo que puedas, cartón, cristal, plástico, etc. Y procésalo según las normas que tengan en tu ciudad. La mayoría de los lugares tienen algún sistema, si no es así, busca algún centro de reciclado.

Ahora, yo dije que esto era fácil, pero nunca he dicho que no requiera de esfuerzo y compromiso. Tener una composta es una responsabilidad, porque tienes que cuidarla y además cerciorarte de que todas las personas que viven contigo colaboren en el proceso o por lo menos en poner los residuos en tu bote pequeño de la cocina.

Es importante también que reduzcas el consumo de envases, recipientes y bolsas de plástico. Cuando vayas al super o al mercado, llevate una caja, canasta o bolsa reciclable para reducir el consumo de bolsas.

Te felicito porque leíste este artículo, quiere decir que estás interesado en este tema, ahora, no lo dejes así y toma cartas en el asunto, recuerda, puedes empezar poniendo los desechos directamente en tus macetas o jardín y después compras tu bote.

Botes composteros en venta.

Video: Cómo hacer una composta en cinco minutos.

Si te gustó este post y quieres ayudar a cambiar nuestro planeta, compártelo con tus amigos y dale like.

Que tengas un día muy jugosito.

Calabacitas Rellenas. Las Princesas Guerreras.

Calabacitas Rellenas

Las calabacitas son unas verduras que además de ricas, están empacadas de nutrientes increíbles como ácido fólico, que es buenísimo porque puede evitar problemas del corazón y cáncer de colon y seno.

También contienen potasio, que puede ayudar a bajar la presión sanguínea y a que tus músculos sean fuertes y se contraigan correctamente, incluido el corazón. Y por último y no menos importante, también contienen betacaroteno que puede ayudar a reducir el riesgo de contraer cáncer.

Y hablando de “luchadores” los hongos son los protagonistas en la guerra contra el cáncer. Existen estudios recientes que demuestran que los hongos pueden evitar el desarrollo y crecimiento del cáncer, sobre todo el de pecho, ¿increíble no? Así que ya tenemos a las calabacitas y a los hongos haciendo este trabajo tan importante.

Para darle un toque super especial y diferente a nuestro platillo, añadimos Quinoa, un cereal de Sudamérica que está cobrando muchísimo auge hoy en día. Su fama se la debe a la gran cantidad de nutrientes que posee. Contiene básicamente todos los aminoácidos que tu sexy cuerpo necesita, además de ser una gran fuente de proteínas, un sustituto perfecto de la carne, más sana, con menos grasa y sin antibióticos, ni hormonas.

Por último, tenemos las espinacas que contienen calcio en buenas cantidades, ideal para mantener tus huesos fuertes y hermosos. ¡Ah! Y que no se nos olvide la cúrcuma, líder inigualable en materia de desinflamación. Trabaja muy duro para darle un color muy apetecible a tus platillos y a mantener la inflamación a raya, causante de muchas enfermedades, entre ellas, el cáncer.

Ya se me andaba olvidando la salsa de tomate, bueno, por si todavía no lo sabías, los jitomates tienen licopeno, una substancia que cuando se licúa o se calienta, activa sus propiedades anticancerígenas y pueden reducir el riesgo de sufrir una apoplejía y cáncer también ¡yujuuu!.

Así que como puedes ver, no es sólo una receta nutritiva y deliciosa, sino que también es una guerrera contra las enfermedades.

¡Ñom, ñom! A disfrutar.

CALABACITAS RELLENAS, LAS PRINCESAS GUERRERAS.

INGREDIENTES

  • 4 ó 5 calabacitas (zucchini) de preferencia orgánicas.
  • 1 Taza de Hongos (champiñones, cremini, portobello)
  • 1 Manojo de Espinacas
  • ½ Taza de Quinoa cocida
  • ¼ Cebolla picada
  • ½ Ajo pijado
  • 1 ramita de perejil picado
  • ½ Cdta. Cúrcuma
  • 250 grs Salsa de tomate para spaghetti. Mejor si la haces tú o si es orgánica.
  • Aceite de Aguacate, coco u oliva (oliva usar sólo con fuego muy bajo)
  • Sal y Pimienta al gusto

PREPARACIÓN:

  1. Precalienta el horno 250°C
  2. Partir las calabacitas por la mitad y con una cucharita quitarles el centro o relleno con mucho cuidado.
  3. Separar la mitad del relleno y descartar la otra mitad.
  4. Poner el aceite en un sartén de acero inoxidable y calentar un poco a fuego bajo.
  5. Sofreír la cebolla hasta que se ponga transparente.
  6. Agregar el ajo hasta que cambie de color.
  7. Agregar los hongos y guisar hasta que empiecen a ablandar.
  8. Incorporar el relleno de las calabacitas.
  9. Espolvorear la cúrcuma y mover hasta que se integre.
  10. Agregar las espinacas y apagar el fuego.
  11. Poner todo en un recipiente hondo y revolver junto con la Quinoa y el perejil.
  12. Sazonar al gusto con sal y pimienta.
  13. En un refractario apto para horno poner una “cama” de la salsa de tomate.
  14. Rellenar las calabacitas con el guiso y ponerlas en el refractario, sobre la cama de tomate.
  15. Tapar con papel aluminio.
  16. Meter al horno hasta que la salsa comience a burbujear o las calabacitas estén blandas.

DEGUSTACIÓN:

  1. Siéntate en la mesa, sin distracciones (t.v., smartphone, tableta.)
  2. Mejor si puedes estar con compañía agradable.
  3. Respira profundamente, relájate.
  4. Observa tus calabacitas, fíjate la combinación de colores, la textura suave de los hongos, la forma graciosa de la Quinoa.
  5. Percibe el aroma de la cúrcuma y los hongos.
  6. Mastica cada bocado tranquilamente, disfruta de la combinación de sabores.
  7. No lo tragues hasta que esté bien molidito. Tu estómago no tiene dientes.
  8. Disfruta, yum! Yum

OBSERVACIONES:

  • Puedes agregar algún tipo de chile, como serrano, jalapeño o de árbol. Únicamente agrégalo al sartén después de los hongos y sofríelo bien.
  • Si no encuentras cúrcuma, puedes saltarte este paso.
  • Puedes agregarle queso rallado para que se funda sobre las calabacitas.
  • Si no consigues Quinoa, puedes sustituirla por garbanzos o mijo.

¿Te gustó esta receta? Compártela con tus amigos de facebook.

Harvard Health Publications

Livestrong

Helium

Natural News

Dieta Anticáncer por Dr. David Servan-Scheiber.

Voy a tener fé

Una mujer muy creyente había sobrevivido a un naufragio y estaba sola en una pequeña isla. Todos los días rezaba con fervor pidiéndole ayuda a Dios y observaba el horizonte con fe y esperanza.

Mientras tanto, decidió construir una cabaña para guarecerse de las lluvias. Pero un día, cuando regresó de una recorrida por la isla en busca de comida, la encontró en llamas.

Enfurecida y desesperada, le reprochó duramente a Dios por causarle otra desgracia y no ayudarla a salir adelante. Después, agotada, se quedó dormida.

Al amanecer, el sonido de un barco que se acercaba a la isla la despertó.

Cuando estuvo a bordo, les preguntó a sus salvadores:

-¿Cómo me encontraron?

-Vimos las señales de humo que hiciste- le respondieron sorprendidos.

La próxima vez que tu cabaña se incendie, no desesperes. Tal vez sea la señal de humo que Dios envió para ti.

-Autor desconocido.

¡Que tengas un día extra jugoso! Ten fé y vive en el momento presente.

¡Te gustó este post? Compártelo con tus amigos.

Foto de aquí

Eso que tú dices

Imagen pineada

 

¿Qué tanta intensión de pones a eso que tu dices? ¿Piensas realmente las cosas que les hablas a las personas?

Has a un lado la plática vanal y concéntrate en la plática real que tienes con otras personas, ¿cómo es, que dices, que aporta?

Normalmente te enseñan que tengas cuidado con lo que dices. Que no hagas a otros lo que no quieras que te hagan y que seamos “impecables con nuestras palabras” como nos dice el Dr. Miguel Ruiz en su libro Los Cuatro Acuerdos.

Pero te has puesto a pensar, ¿Qué podría pasar si hicieras lo contrario? Si te dedicaras a decir palabras o cosas agradables a los demás. ¿Si hicieras a otros lo que te gustaría que te hicieran?

Has una pausa y piénsalo por un momento. ¿Cómo te sientes cuando alguien te dice palabras que necesitas escuchar? O te alienta y aprecia aspectos positivos en ti.

Este fin de semana estuve pensando mucho en esto, ya que pasaba yo por un mal momento. Estaba un poco insegura sobre mi trabajo, mi blog y todo lo que estoy haciendo. A veces me pregunto si voy por buen camino.

En una boda me encontré a una pareja de amigos que siempre me da gusto encontrarme porque forman una gran relación, se complementan uno al otro y siempre están involucrados en labores sociales y de ayuda, además están esperando su primer bebé.

El caso es que en la plática me comentaron que leían mi blog y les gustaban mucho mis tips y la manera en que escribía, etc., etc. Escuchar todo esto me llenó de muchísima energía, saber que mi trabajo es apreciado y que la dedicación y esfuerzo que pongo cada día llega a causar un impacto positivo en alguien fue algo muy satisfactorio. Me sentí profundamente agradecida por sus palabras y porque tomaron la decisión de expresarlo.

Fue entonces que me quedé pensando en lo fácil que puede ser ayudar a la gente sin esfuerzo y sin gastar energías, ni dinero. Simplemente haciéndole un cumplido, o apreciar algún aspecto específico y positivo a otra persona.

Así que te invito que a partir de hoy, te hagas una post-it mental que te recuerde que cada vez que te encuentres a alguien, busques algún aspecto positivo o agradable de esa persona y se lo digas.

Para que tenga mayor impacto te sugiero que.

  • Lo hagas desde el corazón, sintiéndolo realmente.
  • Sea verdadero, real y no sólo te lo inventes por decir algo.
  • Intenta que sea algo que tenga que ver con su parte más emocional, pero si no tienes mucho conocimiento sobre esa persona, puede ser simplemente algo de su físico o su vestuario.
  • Que sea algo positivo, siempre positivo.
  • Siempre hazlo viéndolo a los ojos.

Es un pequeño acto de bondad, pero puedes cambiarle el día a esa persona.

¡Que tengas un día muy jugoso!

¿Te gustó este post? Compártelo con tus amigos en facebook.

 

Foto de Aquí, no pude encontrar la fuente inicial, si alguien la conoce, por favor compártamela para corregirla.