Mes: Octubre 2012

Somos lo que comemos

Imagen pineada

Bueno, bueno, bueno, creo que he oído esta frase toda mi vida, ¿tú también, no? Pero no es hasta ahora que realmente hace click conmigo.

Desde que empecé a involucrarme con todos estos temas de salud y bienestar, primero en el Hotel Wellness donde trabajaba y después leyendo libros y estudiando en la escuela, fue cuando realmente me di cuenta de la importancia de esta frase.

Somos lo que comemos, la cosa está muy sencilla. Cuando tomamos cualquier tipo de alimento y nos lo comemos o tomamos, comienza el proceso digestivo. La comida comienza a ser procesada y mientras recorre todo nuestro sistema digestivo se va absorbiendo.

Entonces, la comida al absorberse, se convierte en sangre, la cual a su vez, comienza a convertirse en células, tejidos, músculos, órganos, pelo, uñas, etc.

Entonces, todo lo que comes se convierte en parte de ti. ¿Oyes la alarma cómo suena?

¿Qué pasa cuando me como un delicioso plato de ensalada crujiente, llena de vegetales verdes, nueces, aceite de oliva, enzimas, calcio, clorofila, vitaminas, proteínas, omega 3, etc.? ¿Qué clase de células voy a estar formando? Seguramente las más fuertes y sanas, llenas de oxígeno y resistentes a las enfermedades y tóxicos.

Ahora ¿Qué pasa si en vez de comer esa deliciosa y fresca ensalada me como una sopa instantánea llena de sustancias químicas tóxicas como colorantes y saborizantes artificiales, glutamato monosódico, azúcar y harinas refinadas, etc.? Estas sustancias pasarán a ser parte de tus células también. ¿Y qué tipo de células?: Débiles, sin energía, tóxicas y propensas a las infecciones y enfermedades.

Cuando tomamos agua pura y fresca nuestras células se hidratan, se llenan de oxígeno y el cuerpo se limpia y desintoxica. ¿Qué pasa cuando tomamos coca cola, refrescos o jugos embotellados? ¿Tendrán el mismo efecto en nuestro cuerpo? Por supuesto que no, además vas a hacer a tu sexy cuerpo trabajar lo doble o lo tripe para desechar todos los tóxicos y procesar toda el azúcar que ingieres.

¿Cómo ves? ¿Tiene sentido verdad? Las toxinas en nuestro cuerpo pueden quedarse ahí desde 6, 8 horas, hasta toda la vida? Tú escoges que es lo que le vas a dar a tu cuerpo, a tus células, a tu cerebro para que lleguen a estar sanos, resistentes, fuertes y en óptimas condiciones.

Recuerda que también por tu piel absorbes nutrientes. Siempre que vayas a comer, tomar o ponerte alguna cosa, lee la lista de ingredientes y si contiene substancias en exceso, que no puedes pronunciar, parabenos, colores, sabores o aromas artificiales, NO LO CONSUMAS, se convertirá en parte de tu cuerpo.

Busca las opciones más naturales y saludables, realmente tu cuerpo te lo agradecerá, te sentirás más fuerte, con mucha más energía y te enfermarás mucho menos.

¿Te gustó este artículo? Compártelo con tus amigos.

Que tengas un día muy jugosito y lleno de comida fresca y natural.

Quizás te interesa leer mis artículos sobre haciendo consciencia de lo que compras y ¿sabes que tóxicos te pones en el cuerpo?.

foto via

Burritos Hulk

La receta del día de hoy es de lo más fácil del mundo mundial. Realmente la puedes hacer en cinco minutos y además de muy rico, te estarás nutriendo más de lo normal, ya que es un platillo “crudi-vegano” o sea, que es crudo y además no contiene lácteos ni carne.

Este tipo de platillos es muy buscado por los “nutritarianos” o las personas que buscan un tipo de alimentación que sea únicamente saludable y muy rica. Como yo y espero que algún día tú te unas también al club.

Además, este platillo lo puedes hacer con lo que tengas a la mano en el refri, algunas sobras de un guiso anterior o ensalada. Te dará mucha energía, los germinados y el arroz integral te haran sentir satisfecho y además te ayudarán a regular los famosos picos de azúcar, que tanto daño nos hacen y nos causan muchos antojos de carbohidratos simples. (harinas refinadas, azúcar)

INGREDIENTES:

  • 2 Hojas de Acelgas frescas, lavadas y desinfectadas.
  • 3 Cdas. de arroz integral preparado a la mexicana (con jitomate)
  • 3 Cdas. de germinado
  • Kimchi (aquí la receta) o cualquier salsa de tu preferencia, puede ser Hummus, jocoque, salsa de chile, aderezo, etc.

PROCEDIMIENTO:

  • Extender la hoja de acelga y con un cuchillo filoso o un pelador de papas, “rasurar” el tallo de la acelga para quitarle el grosor y que quede plana.
  • Poner capas de los ingredientes en forma extendida a lo largo de la hoja.
  • Doblar el burrito en 4. Hazlo apretando un poco el relleno, primero las orillas más cortas, luego las largas y enrollar a lo largo.
  • Cortar el burrito por la mitad y servir.
Extender la hoja, cortarle el rabito y rasurarlo. Poner el relleno en capas.

Degustación:

  1. Siéntate en la mesa, sin distracciones (t.v., smartphone, tableta.)
  2. Mejor si puedes estar con compañía agradable.
  3. Respira profundamente, relájate.
  4. Observa tu platillo, fíjate la combinación de colores, la textura crujiente del de las acelgas y las verduras.
  5. Percibe el aroma fuerte del kimchi que grita salud y bienestar.
  6. Mastica cada bocado tranquilamente, disfruta de la combinación de sabores.
  7. No lo tragues hasta que esté bien molidito. Tu estómago no tiene dientes.
  8. Disfruta, yum! Yum

Observaciones:

Experimenta con diferentes hojas verdes, como lechuga, espinaca, col, etc.

También puedes usar diferentes verduras para rellenar, como palitos en juliana de zanahorias, calabacitas, champiñones, chiles, pimientos, etc.

 

Socializa y sal de tu zona de confort.

Imagen pineada

Tu puedes poco a poco crecer, desarrollarte, ganar seguridad y autoestima poniendo un poco de esfuerzo.

Hablar con extraños, presentarte y comentar a lo que te dedicas, gustos, etc. Es una forma de socializar y conocer más gente. Muchas veces somos muy penosos o ir a un lugar donde no conocemos a nadie nos hace sentir incómodos el y evitamos muchas oportunidades cuando nos dejamos vencer por el miedo.

Asistir a un evento social de cualquier magnitud o a un grupo de Networking (evento para la creación y/o establecimiento de una red de contactos o conexiones.) o ser nuevo en algún trabajo, puede dar mucho miedo y nervios, incluso si eres una persona medianamente extrovertida y sociable.

El camino fácil cuando no conoces a casi nadie en un evento social es quedarte cerca de las personas que si conoces, o de la comida, o jugando con tu teléfono, pero esto realmente no te beneficia en nada, porque te estás quedando dentro de tu zona de confort.

Armarte de valor y decidirte a socializar en eventos, grupos o trabajo tiene muchos beneficios, entre ellos:

  • Te ayuda a promocionarte (tu negocio, servicio, persona, etc.)
  • Vences mucho miedos, como hablar en público, conocer gente nueva, el qué dirán, etc.
  • Socializas. Conoces gente nueva que pueden llegar a tener una relación más estrecha contigo. Como dice el dicho: “Uno nunca sabe para quien trabaja”.
  • Pasas un buen rato, te distraes y sales de la rutina.
  • Aprendes algo nuevo. Porque conoces personas, trabajos o productos que quizás no sabías que existían.
  • Conoces gente que quizás pueda trabajar para ti, puedas comprarle algo que necesitas o ofrece el servicio que has estado buscando o simplemente pedir ayuda cuando la necesites.

Como puedes ver, socializar de esta manera te ayuda a crear lazos y relaciones fuera de tu zona de confort, o sea, cada vez que hagas algo para socializar ya sea dentro de un grupo específico o en cualquier reunión social, estarás dando un paso más hacia un estado más seguro, feliz y de crecimiento.

Networking en grupo es una gran manera de socializar, pero existen otras maneras de hacerlo y seguir creciendo como persona. Como por ejemplo: Ir a una boda, cumpleaños, bautizo y mezclarte entre los invitados, buscar una buena ocasión y presentarte. Recuerda, esto no sólo te ayudará si tienes algún negocio, sino que te ayudará a ser una persona más abierta y segura de ti misma.

Si te gustó este artículo, compártelo con tus amigos.

Que tengas un día social y muy jugosito.

Lectura recomendada:

Nunca comas solo por Keith Ferrazzi.

Foto: Shy Lion por Nelis Wolmarans

 

 

 

Haciendo consciencia de lo que compras.

Ya es hora de que tomes responsabilidad de todo lo que compras, de que hagas consciencia de lo mucho que te puede afectar a tí y a tus seres queridos el contenido de las cosas que adquieres.

Leer la lista de ingredientes o componentes de las cosas, es una tarea que tienes que empezar a practicar LO ANTES POSIBLE, esto te puede ayudar a ahorrarte muchos problemas, enfermedades a mediano y largo plazo y a llevar una vida mucho más sana.

La próxima vez que vayas al supermercado, a la tiendita de la esquina o a cualquier lugar sigue estos consejos:

  • LEE SIEMPRE LAS LISTA DE INGREDIENTES: La lista de ingredientes comienza siempre por el mayor contenido. Entonces, los dos, tres ingredientes que se encuentran al principio en la lista, son los que se encuentran en mayor abundancia en tu producto. Así que si en la lista azúcar es el número dos, quiere decir que tiene un contenido altísimo de la misma, ¡mucho ojo! No querrás estar consumiendo azúcar en exceso, ¿verdad?
  • GLUTA…¿Qué?: Si no puedes pronunciarlo, mejor mantente alejado de ese producto. Lo más probable es que sean químicos tóxicos que se le agregan para aportar sabor, color y aroma.
  • NO MAS DE CINCO: Una buena regla a seguir es que si tu producto contiene más de cinco ingredientes, es mejor no comprarlo ya que todo el contenido extra seguramente serán conservadores y sustancias tóxicas. Esto no aplica obviamente a productos 100% naturales.
  • GRANDE NO-NO: Pon muchísima atención, si tu producto contiene ingredientes como; Glutamato Monosódico, Aceite parcialmente hidrogenado (A.K.A grasas trans), jarabe de maíz alto en fructuosa, saborizantes y colorantes artificiales, almidón de maíz modificado, cualquier color acompañado de un número (ej. Caramelo III, Amarillo IV), Parabenos, BHTA, por citar algunos, entonces es un ¡Grande NO-NO! Todos estos químicos son altamente tóxicos. Pueden alterar tu balance hormonal, tiroides, alergias, mareos, dolores de cabeza, causar déficit de atención, etc. En este post encontrarás más información sobre los ingredientes en los productos de belleza.
  • ORGÁNICO NO SIEMPRE ES SINÓNIMO DE BUENO: Muchas tiendas venden productos orgánicos empaquetados, en frascos, latas, botes, etc. Aquí también tienes que tener tus antenitas bien paradas y hacer tu tarea porque muchos de estos productos utilizan ingredientes orgánicos, más otro tipo de ingredientes que no son tan sanos.
  • MÁS VIEJO QUE MI BISCABUELA: Si el producto que vas a comprar se conserva por más años de los que tú tienes, entonces seguramente tendrá una cantidad muy alta de conservadores. Por regla general un producto natural con un bajo contenido de conservadores deberá durar aproximadamente un año o dos a lo mucho.

Recuerda que siempre es mucho mejor cocinar 100% tus alimentos. Es mejor guisar una salsa de tomate (jitomate, cebolla, ajo, sal, pimienta y especies) que comprarla enlatada. Tu cuerpo te lo agradecerá.

No apliques “ojos que no ven, corazón que no siente” porque el que lo va a sentir y resentir es tu sexy cuerpo, quizás no ahora, pero en unos años más lo hará, porque el cuerpo va acumulando toxinas y con los años comienza a desarrollar problemas, este es un hecho, no una especulación.

Quedas informado sobre la mejor manera de hacer tus compras. Demuéstrale amor, cariño y cuidado a tu cuerpo y al de los tuyos y no compres, ni consumas productos que tu cuerpo no puede sintetizar, ni procesar.

Que tengas un día ultra mega jugosito. Disfrútalo!

Foto

Fuentes:

Natural News

Crazy Sexy Diet by Kriss Carr

La basura que comemos por Rius

Clean por Alejandro Junger 

Receta Kimchi Kim, probióticos a mil por hora.

Kimchi listo para comenzar su fermentación.

 

Hoy quiero compartirte la receta de el KIMCHI, que es un platillo típico de Corea. El Kimchi, no es un plato principal, sino más bien es como un acompañante presente en todas las comidas de nuestros amigos orientales.

Cada familia coreana tiene su propia forma de hacerlo, pero el común denominador es que está hecho a base de col y otras verduritas fermentadas naturalmente, que le aportan un sabor muy peculiar y producen antioxidantes, enzimas y probióticos, elementos esenciales para que tu sistema digestivo y tu organismo funcione correctamente.

Además, las propiedades de las verduras utilizadas son excelentes para reforzar tu sistema inmunológico, son anticancerígenos, contienen vitaminas y minerales.

Éste es el post donde hablo de los probióticos.

Hacer kimchi es la cosa más fácil del mundo y todavía más si tienes un procesador de alimentos que te raya todo rapidísimo. Yo no tengo y sin embargo fue muy rápido y fácil hacer todo.

Asegúrate antes de empezar, de que tienes un frasco de cristal grande, de un litro es más que suficiente. Yo utilicé uno de café soluble que mi cuñada me regaló.

Le he puesto el nombre Kimchi Kim en honor a una gran amiga Koreana que quiero mucho. Una persona muy linda, honorable, de esas personas buenas y muy espirituales, esto me hace pensar que mi receta está cargada de muy buena energía.

 

Zanahorias orgánicas y cebollitas de cambray para el kimchi

RECETA KIMCHI KIM

INGREDIENTES:

  • 1 Cabeza de col rayada. Puede ser Bok Choy, Col china o col regular (repollo).
  • 1 Manojo de cebollitas de cambray picadas en rodajitas finas
  • 1 Taza de zanahorias rayadas y sin piel. Si son orgánicas, puedes dejársela.
  • ½ Taza de rábano daikon rayado
  • 1 Cda. De jengibre rayado
  • 3 Dientes de ajo picados muy finito y sin la raíz interior.
  • 1 Cdta. De chile de árbol quebrado.
  • 2 Cdas. De sal de mar.

 

PROCEDIMIENTO:

  1. Mezcla muy bien todos los ingredientes en un bowl y con una palita de madera comienza a presionarlos muy fuerte para que suelten todos sus jugos.
  2. Pon la mezcla en tu frasco de cristal y presiona fuerte hasta que los jugos tapen las verduras.
  3. Cierra bien con la tapa y deja el frasco durante tres días a temperatura ambiente sin que le dé el sol directo.
  4. A los tres días ya puedes ponerlo en el refri y comenzar a comerlo.
  5. A la semana el proceso de fermentación ya estará terminado.

 

 

Degustación:

  1. Siéntate en la mesa, sin distracciones (t.v., smartphone, tableta.)
  2. Mejor si puedes estar con compañía agradable.
  3. Respira profundamente, relájate.
  4. Observa tu platillo, fíjate la combinación de colores, la textura crujiente del kimchi.
  5. Percibe el aroma fuerte del kimchi que grita salud y bienestar.
  6. Mastica cada bocado tranquilamente, disfruta de la combinación de sabores.
  7. No lo tragues hasta que esté bien molidito. Tu estómago no tiene dientes.
  8. Disfruta, yum! Yum

OBSERVACIONES:

  • Puedes agregar el kimchi a      varios platillos, como sándwiches, burritos vegetarianos, carnes, etc.
  • El sabor es bastante      fuerte, no es necesario agregar grandes cantidades. Comienza poco a poco      para que te vayas acostumbrando a su sabor fuerte y peculiar.
  • Es ideal consumir      probióticos con cada una de tus comidas, puedes alternar entre kimchi,      kéfir orgánico, kombucha o probióticos en pastillas que te recomiende un      médico o especialista en salud.
  • Intenta llevar un registro      sobre cómo te sientes después de unos días de estar consumiendo el kimchi,      los resultados son muy buenos e increíbles.
  • Mejor si puedes conseguir las verduras orgánicas, asi evitas pesticidas y herbicidas.

 

 

 

Día de relax

Imagen pineada

Hay días que uno se levanta y no le dan ganas de hacer nada, ¿verdad?

Lo único que quieres es quedarte en tu cama, en pijama, leyendo un buen libro y tomandote una deliciosa taza de té humeante.

Así amanecí hoy, con ganas de descansar. Creo que a veces me emociono y paso mucho tiempo estudiando, leyendo, aprendiendo, pensando y haciendo lo que puedo para aprender y compartir con las personas lo que creo necesario y útil, para que puedan llevar una vida mas saludable y feliz, incluso los fines de semana, pero de pronto, mi cuerpo, mi mente y mi espíritu, me pidieron hacer un alto y descansar.

Hoy para mí, será un día de relax, donde me dedicaré a cuidarme, a nutrir mi cuerpo y mi espíritu, poniendo un poco más de atención en lo que siento. Creo firmemente que a veces está bien tener estos momentos y además, no hay que sentirse culpable, son momentos para darle al botón de reset y arrancar de nuevo al día siguiente.

Estoy segura que muchas crisis podrían evitarse si las personas de vez en cuando buscaran oportunidades para descansar de todo, chiquearse y consentirse de una manera sana y amorosa.

¿Te has dado la oportunidad de disfrutar de estos momentos?¿Cómo te has sentido después?

Que tengas un día muy jugosito.

Cuando los medios de comunicación nos engañan.

Hoy dedico este post para todas las mujeres que no están contentas con su cuerpo.

No estás tú para saberlo, ni yo para contarlo, pero quiero confesarte que en algunos momentos de mi vida, me he dejado embaucar por los medios de televisión.

En alguna(s) etapa(s) etapas de mi vida, me encantaba comprarme revistas y hojearla de principio a fin. Veía las tendencias de moda, lo que se usaba y corría a las tiendas a comprarme lo más similar.

También me gustaba ver a las modelos y envidiaba sus cuerpos. Envidiaba sobre todo sus estómagos y sus piernas, quería estar como ellas. Si bien, no tuve ningún problema grave de imagen o algún transtorno, si me causaba agobio verme en el espejo y saber que nunca iba a estar como ellas.

Toda la vida sufrí por tener el pelo rizado, odiaba mi pelo con toda mi alma y siempre lo traía recogido en un chongo o con una colita de caballo. Jamás, nunca NUNCA lo dejaba suelto, además de rizada tengo muchísimo pelo, lo que lo hacía todavía más dificil de manejar.

Al contrario de la mayoría de las mujeres, yo sufría por estar flaca, desde niña fuí sumamente delgada y recibía bastantes burlas al respecto, me decían que tenía las patitas de pajarito o que me colgaban dos hilos de la blusa, bastante cruel ¿verdad? Creo que la primera vez que utilicé una falda corta fué cuando tenía unos 26 años ¿que tal?

Me di cuenta de que 90% de las veces todas esas ideas eran pre-concebidas y la imagen que yo veía de mi misma no era real.

Ahora, poco a poco, con el tiempo, me he dado cuenta de que todo mi cuerpo es perfecto tal y como es. Gracias a mucha labor y trabajo interior para amarme tal y como soy, ahora estoy feliz como soy, sé que nunca estaré como las mujeres en las portadas de las revistas, pero eso ya no es ningún problema para mí, porque he aprendido a aceptar todo lo que soy, con todos su matices.

Ahora que he logrado aceptarme tal y como soy, adoro mi pelo rizado y lo cuido con mucho esmero, casi siempre lo traigo suelto y con su color natural. Me pongo faldas y shorts cortos y me importa poco si mis piernas no tienen curvas.

¿Y qué crees? Que cuando logré esa aceptación, empecé a darme cuenta de muchísimas cosas.

Viendo alrededor, a mis amigas y conocidas, casi ninguna estan conformes con su apariencia, se quieren quitar algunos kilitos, tienen las piernas muy gordas, o muy flacas, las rizadas quieren ser lacias, las lacias rizadas, etc. Incluso las que aparentemente tienen una súper figura no están contentas.

También me acuerdo de una chica muy conocida aquí en mi ciudad por ser guapísima. Un día me la encontré recogiendo a su hija en el colegio, iba sin una gota de maquillaje y me quedé asombrada, ups! No esta tan guapa en la realidad, pero sabía muy bien cómo sacarle provecho al maquillaje y a todo lo demás.

Todo esto me hizo pensar en muchas cosas. Todas somos muy distintas y todas tenemos muchísimas cualidades y una belleza interior increíble, pero a pesar de eso, queremos ajustarnos a ese tipo de belleza que la t.v. o las revistas nos dicen. ¿Por qué?

Me quedé impactada cuando vi estas fotos de actrices y modelos después de photoshop. Yo sabía que siempre se les ajustan cosas, pero me sorprendió darme cuenta de que esos “pequeños retoques” más bien son un cambio total de imagen, muy diferente a la realidad.

Esta foto de Jessica Alba, fue la que más me sorprendió, porque en la foto original puedes ver que tiene un cuerpo bastante normal, bien formado, pero normal y en la foto retocada se le ve una cintura bastante más estrecha y el pecho más grande, las piernas se le ven también más delgadas.

Esta foto no es real y muy pocas personas en el mundo tienen esos cuerpos y aunque uno no quiera, nuestra mente empieza a captar que ese es el estereotipo de cuerpo ideal, al que una tiene que aspirar.

Ahora imagínate lo que esta información le hace a mujeres más jovencitas y/o con problemas de autoestima.

Aquí vemos a Mariah Carey en la vida real con su bikini, realmente no está mal para una mujer de cuarenta y tantos años. Pero en la foto retocada nos la ponen como si tuviera un cuerpo de 20 años y sin un solo defecto. Vaya distorsión de la realidad.

Por eso cuando preguntaron a Cindy Crowford por su belleza dijo que desearía ella misma verse como Cindy Crowford, claro, después de tanto maquillaje y retoque, es normal.

Así que cuando sientas que no te ves lo suficientemente delgada, que se te salen las lonjitas, que tienes pancita, te faltan bubbies o no tienes la cara con una piel lisa y sin imperfecciones, recuerda estas fotos. Eres perfecta tal y como eres.

Preocúpate más por tu salud, por vivir con estados de energía altos, buscar medios para sentirte feliz todo el tiempo, por alimentar tu cuerpo con comida saludable, entera, sin procesar y sobre todo, esfuérzate por enamorarte de ti misma, de adentro hacia afuera y amar tus imperfecciones, porque ellas te hacen ser quien eres, una persona única, sin igual.

Voltea a tu alrededor, observa a tus amigas, familia, vecinas y date cuenta de lo diferentes que son cada una. ¿Se parece alguna de ellas a alguna modelo de Victoria’s Secrets? ¿No verdad? Entonces ¿por qué si nadie real que conocemos se ve así, insistimos tanto en vernos de esa manera?

Las pocas mujeres que conozco con esos cuerpos increíbles son triatlonistas o ultradeportistas, mujeres que dedican mucho tiempo, esfuerzo y ganas en divertirse y forjarse retos mediante el ejercicio y están así de una forma sana. Y las que conozco porque son “celebridades” tienen que hacer dietas horrorosas y matarse de hambre como lo han confesado en entrevistas.

Te garantizo que si te dedicas a cuidarte más a fondo, a nutrir tu cuerpo, ejercitarlo y a crecer tu autoestima, comenzarás a irradiar una belleza muy fuerte y lo mejor de todo es que te sentirás mejor que nunca, e incluso la gente comenzará a notarlo.

Y hazle como en el yoga, no te compares con absolutamente nadie más que contigo misma.

Aunque no soy muy partidaria de los productos con muchos químicos, reconozco y aplaudo la campaña de Dove, aquí un par de videos muy inspiradores.

Por la belleza real

Y nos preguntamos por qué nuestra percepción de la belleza está distorcionada.

Afirmación para hoy y para siempre: “Hoy escojo amarme tal y como soy porque mis cualidades e imperfecciones me hacen única y hermosa”

¿Has tenido una experiencia similar? ¿Cómo te sentiste? Me encantaría saberlo.

Si te gustó este post o conoces mujeres que les podría inspirar este tema, compártelo en facebook.

 Primera foto: modelo Tara Lynn

Probióticos: Feroces guerreros de nuestro organismo.

Imagen pineada

¿Sufres mucho de alergias? ¿Tienes colitis o gastritis? ¿Te cuesta trabajo ir al w.c.? Los probióticos podrían ser la respuesta a tus problemas. ¿Quieres saber mas?

¿Qué son?

Son bacterias “buenas” que viven en nuestro sistema digestivo y ayudan a nuestro organismo a desintegrar y absorber los nutrientes que nos comemos, así como a mantener a raya a las bacterias negativas que destruyen y lastiman a nuestro sistema.

¿Por qué se reducen los probióticos en nuestro organismo?

Desgraciadamente hoy en día nuestro estilo y opciones de vida van deteriorando poco a poco nuestro sistema digestivo. Todos los alimentos que consumimos llenos de toxinas, químicos, exceso de azúcar y sal, ácidos, etc. Van dañando el delicado balance que existe en tus intestinos.

Le provocan raspaduras, irritación, inflamación y deterioro. Entonces las bacterias buenas comienzan a mermar y las bacterias “malas” que se alimentan mayormente de azúcar, comienzan a poblar todo el espacio, lo cual da como resultado enfermedades como colitis, gastritis, alergias, candidiasis, dolores de cabeza, obesidad y la lista puede seguir.

Porque además ¿sabías que el 60-70% de tu sistema inmunológico (el que lucha contra las enfermedades) se encuentra en tu aparato digestivo? OOoooohhhh, o sea que si tu aparato digestivo no está sano y fuerte, eres un blanco perfecto para que bacterias, virus y enfermedades varias ataquen a tu hermoso cuerpo.

¿Sabías que los intestinos son responsables de segregar serotonina en nuestro organismo?

La serotonina es la llamada sustancia de la felicidad, porque es la que nos hace sentirnos felices. Cuando tenemos un intestino dañado y lleno de bacterias negativas, nuestra producción se reduce notablemente. Esta es una buena razón para comenzar a tomar probióticos, ¿no crees?

¿Cómo puedo incrementar los probióticos en mi sistema?

Consumiendo alimentos fermentados que los contienen naturalmente como el yogurt, kéfir, saüerkraut, kimchi, kombucha, verduras fermentadas en conserva, etc. O tomarlos en forma de pastillas que deberán ser recetadas por un médico o especialista en salud.

Me gustaría agregar, que aunque el yogurt y el kéfir, contienen probióticos, existen estudios muy claros que nos demuestran cómo los productos lácteos producen mucosidad en el cuerpo y la mucosidad crea inflamación, además de muchos problemas en el sistema digestivo, por lo que es mejor buscar las otras opciones. O si no, consumir lácteos orgánicos de preferencia.

¿Pero que hay a cerca del yakult y los yogurts del súper, no son buenos?

Estos productos están hechos con altos contenidos de azúcar, que si recuerdas arriba mencioné que la bacteria mala del organismo se alimenta de ella. Además de esto, hay muchos otros problemas que el exceso de azúcar genera en el organismo, especialmente en los niños, como problemas de déficit de atención, obesidad, etc.

Y por otra parte, los productos que “no contienen azúcar” están endulzados con productos químicos que NO SON NATURALES y provocan mayores estragos en tu cuerpo, incluso peores que el mismo azúcar y si a esto, le sumas todos los colorantes, saborizantes y espesantes que les agregan, pues no es que estés tomando algo muy sano, como nos lo quieren hacer creer. No te dejes engañar y LEE LA LISTA DE INGREDIENTES SIEMPRE.

¿Pero está muy complicado esto de conseguir alimentos con probióticos que sean naturales, no los puedo hacer yo?

Si, si puedes. Lo más fácil de hacer es el saüerkraut y el kimchi. Son alimentos hechos a base de col (repollo) y otras verduras, más un poco de sal de mar. De hecho este viernes podrás encontrar aquí en mi blog una receta super fácil para hacer kimchi. Si no, en internet puedes encontrar infinidad de recetas.

Puedes agregar diariamente un poco de estas dos opciones a tus alimentos, que además de agregarle un sabor muy especial, estarás ayudando a repoblar tus intestinos de probióticos.

¿Entonces, ya sólo tomando probióticos puedo mejorar mis problemas de salud notablemente?

Efectivamente notaras un gran cambio inmediato. Pero no es suficiente, si quieres que tu organismo entre en un estado de re-programación, es necesario que comiences a consumir alimentos que contengan mucho más nutrientes por calorías, que estén llenos de vida y de salud, como los vegetales verdes y los granos enteros, así como grasas benéficas con alto contenido en omega-3.

Además de esto, es imprescindible que reduzcas los alimentos que dañan tu flora intestinal como los azúcares, las harinas y las carnes (a excepción del pescado azul) con esto sí notarás un gran cambio, no sólo en tu sistema digestivo, también en tu sistema inmunológico, pelo, uñas y lo mejor, en tu estado de ánimo.

¿Otro cambio positivo? Notarás casi de inmediato cómo tus lindas tripitas se activan y hacen su trabajo más seguido y bien hecho, desechando rápidamente las toxinas y productos que tu cuerpo no necesita.

Aquí encontrarás un artículo sobre “trabajo bien hecho” de mi colega Ana Arizmendi.

¿Estás listo para agregar probióticos a tu vida? ¿Ya lo estás haciendo? Cuéntanos tu experiencia.

¿Te pareció interesante este artículo? Compártelo a tus amigos por facebook.

Que tengas un día muy jugosito.

Fuentes:

Universidad de California

Clean por David Junker

Foto